VÍDEO: Helicóptero cae al mar en Brasil

01/02/2013 |05:12 p.m.
El aparato se hundió a pocos metros de la considerada playa más famosa de Brasil y sus cuatro tripulantes alcanzaron a abandonar la aeronave con vida. (Youtube)  
El aparato se hundió a pocos metros de la considerada playa más famosa de Brasil y sus cuatro tripulantes alcanzaron a abandonar la aeronave con vida.

Río de Janeiro.- Un helicóptero del Cuerpo de Bomberos cayó el pasado sábado al mar frente a Copacabana, la famosa y turística playa en la zona sur de Río de Janeiro, cuando sus tripulantes, que lograron escapar con vida, intentaban socorrer a un bañista con dificultades para regresar a la arena, informaron fuentes oficiales.

El aparato se hundió a pocos metros de la considerada playa más famosa de Brasil y sus cuatro tripulantes alcanzaron a abandonar la aeronave con vida y fueron rescatados por compañeros y trasladados a un hospital para ser atendidos por heridas sin gravedad.

El accidente ocurrió a la altura del lujoso Hotel Copacabana Palace y fue provocado por una falla aún no identificada en el sistema del helicóptero, según la asesoría de prensa del Cuerpo de Bomberos del estado de Río de Janeiro.

El naufragio se produjo cuando los bomberos intentaban rescatar a un bañista con dificultades para regresar a la playa y que finalmente fue socorrido por un practicante de surf.


Como el helicóptero volaba a baja altura inicialmente se informó que había sido hundido por una ola, lo que fue desmentido por los bomberos.

Según el Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos, responsable de la investigación sobre las causas del accidente, el aparato será reflotado con la ayuda de flotadores para poder ser empujado hasta la playa.

El accidente atrajo la atención de cientos de bañistas que estaban en Copacabana en el momento de la caída del aparato y que se concentraron en la arena para ver el rescate de los bomberos y las operaciones de búsqueda del aparato.

La playa de Copacabana ha recibido a multitudes de bañistas en los últimos días gracias a la presencia de un sol canicular que ha elevado la temperatura a niveles récords para Río de Janeiro y a la llegada de miles de turistas que escogieron este destino para celebrar las fiestas de fin de año.