Volcán expulsa nube de ceniza en centro de México

07/06/2013 |09:35 p.m.
El Popocatépetl ha expulsado continuamente nubes de ceniza, la mayoría de la cual se dirige hacia el noroeste, hacia la Ciudad de México. (AP/Arturo Andrade)  
El centro de la capital del país ha registrado durante años una caída considerable de ceniza arrastrada por los vientos.

El volcán Popocatépetl, al este de la Ciudad de México, expulsó una nube de vapor y ceniza que alcanzó poco más de tres kilómetros (dos millas) de altura, al continuar sus erupciones que ya llevan varios días.

Por su parte, numerosos habitantes de la Ciudad de México encontraron el sábado tras despertar una fina capa de polvo volcánico sobre sus vehículos.

El centro de la capital del país ha registrado durante años una caída considerable de ceniza arrastrada por los vientos. A principios de semana, la ceniza se precipitó en algunos sectores del sur y el este de la Ciudad de México.

Los numerosos lavacoches de la ciudad limpiaron de inmediato la fina capa de ceniza que cubría el sábado los vehículos sin que ésta causara algún perjuicio.

Claudia Domínguez, portavoz de la oficina de protección civil de la Ciudad de México, consideró posible que la nube de ceniza que flotaba a causa de las erupciones de los días previos fuera arrastrada hacia el suelo por la lluvia del atardecer del viernes.

Dijo que no se informó el sábado de nuevas precipitaciones de ceniza a pesar de las continuas exhalaciones del volcán, que alcanza 5,450 metros (15,000 pies) de altura sobre el nivel del mar.

Los habitantes de la capital amanecieron sorprendidos de la ceniza, pero las personas que viven en poblados cercanos al volcán afrontaban las principales dificultades debido a las acumulaciones que cubrían sus cosechas, casas y aceras.

En San Pedro Nexapa, a 15 kilómetros (nueve millas) del volcán, las personas juntaban montones de ceniza al limpiar poco espacio de las aceras. Hubo quienes utilizaban tapabocas para no respirar el polvo que se levantaba al paso de los vehículos.

"La ceniza nos afecta mucho, porque nosotros recibimos agua del Popocatépetl, del deshielo, entonces ahorita nosotros el agua no podemos usarla para bañarnos, ni para cocinar, ni para dársela a los animales", dijo Agustina Pérez Gutiérrez, ama de casa en San Pedro Nexapa.

"Eso nos afecta, los niños se enferman de la garganta y totalmente nos afecta también aquí en las pocas verduras que se siembran en la milpa", agregó.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) elevó la alerta del volcán de amarillo fase dos a amarillo fase tres, la última antes de la alerta roja, cuando podrían ordenarse evacuaciones. La alerta se ha mantenido en fase tres durante las erupciones ocurridas de principios de año a principios de junio, cuando había bajado de nivel.

El Cenapred informó que el volcán registró en su momento de mayor intensidad tres erupciones explosivas desde la noche del viernes a primeras horas del sábado. En estas erupciones el volcán expulsa rocas calientes y fulgurantes que caen en las cuestas.

El Popocatépetl ha expulsado continuamente nubes de ceniza, la mayoría de la cual se dirige hacia el noroeste, hacia la Ciudad de México, agregó.

Varias aerolíneas estadounidenses cancelaron el viernes al menos un vuelo en el aeropuerto de la Ciudad de México como medida de precaución, aunque las autoridades dijeron que la instalación estaba totalmente funcional.

Alaska Airlines canceló su ruta a Los Angeles, dijo la oficina de prensa del aeropuerto en su mensaje por Twitter.

El viernes, cuatro aerolíneas cancelaron un total de 17 vuelos debido a las condiciones del clima y de acuerdo con sus propias políticas internas, dijo el aeropuerto en un comunicado.

El volcán se ubica a 65 kilómetros (40 millas) del aeropuerto y éste se encuentra unos cuantos kilómetros al este del centro de la ciudad.

La Secretaría (ministerio) de Medio Ambiente solicitó a las personas que adopten medidas preventivas frente a la ceniza como usar tapabocas, cubrir los depósitos de agua y permanecer dentro de sus casas cuando sea necesario.

Las autoridades de la Ciudad de México recomendaron a la gente que barra la ceniza y la deposite en bolsas de plástico para impedir que se mezcle con agua y se forme una sustancia similar al concreto que podría taponar los desagües.

Tags

México