Al Supremo la “incorrección” sobre la fianza en caso de Pablo Casellas

09/13/2012 |
El recurso sostiene que haber pedido la certificación de contribu-yente bona fide a Salvador Casellas resultaba improcedente. (Archivo)  
Insisten en que el alto foro corrija el error en que incurrió el Tribunal Apelativo.

El equipo de abogado del corredor de seguros Pablo Casellas Toro, acusado por el asesinato de su esposa, la ejecutiva de Assurant Solutions Carmen Paredes, sometió un recurso de Certiorari en el Tribunal Supremo para que se revoque la determinación del Tribunal de Apelaciones que, cuando se presta una fianza con cheques de gerentes, se tiene que certificar al fiador como contribuyente bona fide.

Aunque el issue de la fianza de $4 millones impuesta a Casellas Toro se resolvió al Departamento de Hacienda certificar como contribuyente bona fide al juez Salvador Casellas, los abogados defensores desean que el alto foro corrija lo que señalan es un error, cometido primero por el juez de Instancia de Bayamón, Rafael Villafañe, y luego por el Tribunal de Apelaciones, que confirmó “la equivocación”.

“...el abogado que suscribe, en representación del peticionario, le planteó al tribunal que dicha orden era improcedente, habida cuenta de que la fianza no se había prestado en efectivo y sí en dos cheques de gerente de dos reconocidas instituciones bancarias. El Tribunal de Primera Instancia declaró verbalmente no ha lugar el reclamo y se reiteró en que se tenía que presentar la referida certificación”, expuso el abogado Harry Padilla.

Relató que ese mismo día recurrieron en auxilio de jurisdicción al Apelativo, que el mismo día este foro concluyó que “la actuación del juez de Instancia no constituye un ejercicio irrazonable de su discreción”.

“La anterior expresión no es conforme a derecho”, sostiene Padilla.

Expone que el requerimiento de certificación no aplica a los cheques de gerente. Indica que las instituciones financieras tienen sus filtros para impedir operaciones de lavado de dinero y tienen que presentar informes por transacciones superiores a los $10,000, lo que se llama un CTR.

Sostiene que el Tesoro de los Estados Unidos limita los informes o CTR a moneda de curso legal, o sea dinero en efectivo.

“... esta disposición excluye los cheques de gerente porque no son considerados moneda de curso legal o mejor dicho, efectivo”, se señala.

Tags

Pablo Casellas