Aseguran que Carmen Paredes quería divorciarse de Pablo Casellas

07/18/2012 |
Según narró Ana (nombre ficticio), Carmen era el pilar económico de la familia.  
Una amiga de la víctima no concibe que ella no se hubiese defendido.

“Carmen quería divorciarse”.

Es mucho el desconsuelo que aqueja no sólo a los familiares de la ejecutiva de venta y mercadeo de la empresa Assurance Solutions, Carmen Paredes Cintrón, sino también a sus amigos, compañeros de trabajos y conocidos, varios de los cuales expresaron el desconcierto por su muerte.

Ése es el caso de una amiga cercana de Paredes, quien expresó a Primera Hora que “Carmen quería divorciarse” de su ahora viudo, Pablo Casellas.

“Es una situación bien triste, porque Carmen era un ser humano extraordinario. Ella era el pilar económico de la casa”, dijo la amiga.

Ana (nombre ficticio) solicitó a Primera Hora confidencialidad y que se proteja su identidad porque lo que la mueve a hablar es que “ella no se cree el cuento de que un asaltante entró a la casa y le disparó a su amiga”.

Relató que el jueves, dos días antes de que su amiga fuera asesinada le había hablado sobre un viaje que tenía pendiente a Bermuda, del 23 al 27 de julio, al que, según ésta, iba un grupo de compañeros de trabajo a quienes la empresa les reconocería por sus logros.

Paredes Cintrón, relató Ana, no quiso a última hora llevar a su esposo porque “bebía mucho y le hacía pasar vergüenzas”. En vez, dijo, Paredes Cintrón cambió el pasaje a nombre del novio de una de sus hijas que iba al viaje.

“Acabo de bajar a Pablo del avión y voy con el novio de mi hija. No lo tolero. Lo que me hace es pasar malos ratos y vergüenzas”, sostuvo Ana que le expresó su amiga.

“Eso fue jueves. El sábado amaneció muerta. Estaba llena de vida y qué extraño que no movió ni un pie. La encontraron con las piernas cruzadas y leyendo. Ella no se movió. Estaba relax. Él (Pablo) alega que vio a alguien brincar la verja”, apuntó Ana.

Agregó que conociendo cómo era su amiga, si hubiese habido un extraño atacando se hubiese defendido.

¿Qué tiempo llevaban casados?

La nena mayor tiene 17 años, así que llevaban casados al menos 20 o 21 años.

“Carmen quería que él se fuera de la casa, pero como él no lo hacía, lo hizo ella. Se fue para casa de su mamá, pero una de las nenas se afectó mucho y, por la presión, volvió”, acotó.

Ana comentó que la relación matrimonial se fue deteriorando y que en parte se debía a la supuesta dependencia que tenía su esposo a la bebida.

“Ella me comentó que ya al mediodía estaba borracho”, alegó la amiga de Paredes.

“'Pablo me tiene harta', la escuché decir varias veces”, agregó Ana.

¿Ella le tenía miedo?

No. Pablo era bien charming y simpático. Tenía problemas y estaba yendo a un psiquiatra.

“La hija mayor tenía coraje con Carmen porque se quería divorciar. Y ahora, que de buenas a primeras la maten...”, insistió la mujer.

Primera Hora intentó comunicarse con Arturo Negrón García, abogado de Casellas, e, inclusive, fue a su oficina para obtener la versión del viudo de Paredes Cintrón, pero éste no estuvo disponible.

Tags

Pablo Casellas