Casellas tiene mucho que explicar, según Wanda Vázquez

07/16/2012 |09:25 a.m.
Vázquez Garced instó a las autoridades a trabajar 24 horas y siete días a la semana hasta que esclarezcan el asesinato de Carmen Paredes Cintrón, de 46 años y madre de dos niñas adolescentes, ocurrido en la urbanización Tierra Alta III. (Archivo)  
Vázquez Garced señaló que identifica muchas incongruencias en las versiones surgidas hasta el momento sobre el crimen.

Pablo Casellas Toro, el esposo de la mujer asesinada el sábado en la mañana en una urbanización de Guaynabo tiene mucho que explicar, según la procuradora de las mujeres, Wanda Vázquez Garced, quien señaló hoy, lunes, que identifica muchas incongruencias en las versiones surgidas hasta el momento sobre el crimen.

Vázquez Garced instó a las autoridades a trabajar 24 horas y siete días a la semana hasta que esclarezcan el asesinato de Carmen Paredes Cintrón, de 46 años y madre de dos niñas adolescentes, ocurrido en la urbanización Tierra Alta III.

“Son muchas cosas que han roto mi intuición, y que uno va sobre cada uno de esos elementos para poder armar el rompecabezas, porque fíjate que lo primero es que esa mujer, esa mujer estaba sentada tranquilamente en la terraza. Si tú ves una persona desconocida, vamos a poner que la ve desconocida de frente, lo primero que haces al sorprenderte es descruzar tus piernas, y (Paredes Cintrón) estaba con sus piernas cruzadas, por lo tanto la persona que tiene de frente o la sorprendió mientras estaba viendo el periódico o era una persona conocida, para empezar por ahí”, expresó la también exfiscal en entrevista radial con WKAQ 580.

Casellas Toro ofreció ayer, domingo, a las autoridades una descripción del presunto asesino a quien vio salir de su residencia la mañana del asesinato, cuando regresaba a eso de las 9:30 a.m. de visitar a sus padres en una urbanización cercana. Según su historia, al observar al hombre salir por la puerta del garaje de su casa, decidió entrar a la residencia y primero verificó que no le faltara alguna de las múltiples armas de fuego que mantiene en su colección. Luego, pasó al área de la piscina, donde observó muerta con dos disparos (uno en la frente y otro en el pecho) a su esposa. Acto seguido, según alegó, salió nuevamente de su residencia y le dio tiempo a observar al hombre escalando un muro de unos 8 a 9 pies de altura. Allí, Casellas Toro utilizó su arma FN-P calibre .45 y realizó varios disparos, pero no alcanzó al supuesto asesino.

 “Él está diciendo que él disparó. Una persona con múltiples armas de fuego tú puedes pensar que pudiera tener algún tipo de puntería y que practica con ellas, osea, y esa persona a esa distancia ni siquiera la hiere”, cuestionó Vázquez Garced.

“Son muchas cosas, y esas preguntas la Policía tiene que sentarlo a él y él tiene que contestar esas preguntas y tienen que ser respuestas creíbles no para complacer o para salir del paso, así que es una investigación bastante complicada, es de 24/7, aquí nadie descansa y esta investigación tiene que continuar hasta que salga a la luz la verdad”, reclamó la procuradora.

Más temprano, el agente Carlos Ríos, del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Bayamón, rechazó especular sobre la versión ofrecida por Casellas Toro.

 Ríos destacó que Casellas Toro ha cooperado “totalmente” con la investigación y “sigue siendo víctima del incidente, no es persona de interés”.

En entrevista radial con Radio Isla 1320, el agente Ríos indicó que aún esperan los resultados de las pruebas de balística para determinar cuántos disparos se hicieron y definir de qué arma salieron las balas que le quitaron la vida a Paredes Cintrón.

“No es lógico que (los vecinos) solo escucharan dos disparos y que se hicieran múltiples detonaciones (como alega Casellas Toro)”reconoció el oficial.

Ríos sostuvo que por el momento no han establecido vínculo entre el crimen el sábado y el “carjacking” del que presuntamente fue víctima meses antes el también hijo del juez federal Salvador Casellas. “Por el momento, no se descarta nada, pero no es la prioridad”, señaló Ríos.


Tags

Pablo Casellas