Celebran misa en honor a Carmen Paredes

07/19/2012 | 02:17 p.m.
Los actos fúnebres de Carmen Paredes se han llevado a cabo bajo serias medidas de seguridad.(ana.abruna@gfrmedia.com)  
La ceremonia fúnebre es estrictamente familiar.

Al filo del mediodía, llegó el féretro con los restos de Carmen Paredes Cintrón a la parroquia San Juan Evangelista, en la urbanización Torrimar en Guaynabo. El ataúd plateado con los restos de Paredes iba precedido por una carroza llena de flores, en la que predominan las rosas y los lirios blancos. También tiene algunas rosas violetas. 

La relacionista pública Dayani Centeno dijo a nombre de la familia Paredes que la misa será oficiada por Padre Colacho, de la parroquia San Juan Bosco en Cantera, y el sacerdote Martín Sadaba, de la iglesia San Martín de Porres, de Vega Baja.

Centeno también informó que varias estudiantes del Colegio Puertorriqueño de Niñas, compañeras de estudios de las dos hijas de Paredes Cintrón, tomarán parte en la misa fúnebre. Las niñas participarán de las lecturas bíblicas de la ceremonia. Expresó que no podía dar información en torno al funeral, que será estrictamente privado. Centeno tampoco pudo precisar si la madre de la occisa, Aracelys Cintrón, asistiría a la ceremonia fúnebre por el estado emocional en que se encuentra. “Esperamos que toda la familia asista, pero dependerá de su estado anímico”, indicó la portavoz de la familia.

A la ceremonia fúnebre llegó el viudo Pablo Casellas junto a una de sus hijas y a su padre, el juez federal Salvador Casellas. La otra adolescente, hija del matrimonio, había llegado primero. Poco antes de las 10 de la mañana empezaron a llegar familiares y allegados a los actos fúnebres de Paredes Cintrón, quien fue asesinada el pasado sábado en su residencia en la urbanización Tierra Alta III, en circunstancias que aún no han sido esclarecidas. Uno de los primeros en llegar fue el licenciado Miguel Lausell, padre de la esposa de Salvador Casellas, hijo, hermano del viudo Pablo Casellas.

Al igual que en el velorio en la funeraria Puerto Rico Memorial, no se ha permitido la entrada de la prensa a la parroquia cuya entrada es custodiada por una guardia privada. 


Tags

Pablo Casellas