Pablo Casellas buscó abogado a raíz de crisis matrimonial

08/03/2012 |
 (Archivo)  
Superintendente y titular de Justicia aclaran que Casellas no es sospechoso.

La crisis matrimonial que atravesaba el matrimonio de Carmen Paredes y Pablo Casellas era un hecho. Tan es así, que el hijo del juez federal Salvador Casellas solicitó asesoría legal.

Casellas, hijo, visitó a un prominente abogado del área metropolitana meses antes del asesinato de su esposa, confirmó a Primera Hora una fuente cercana a la pareja.

El escenario de una relación conflictiva de la pareja toma forma cuando se suman a esto las revelaciones que hizo a este diario una amiga de Paredes, en las que aseguró que el matrimonio de más de dos décadas confrontaba una crisis.

“Carmen quería que él se fuera de la casa, pero como él no lo hacía, lo hizo ella. Se fue para casa de su mamá, pero una de las nenas se afectó mucho y, por la presión, volvió”, dijo una amiga de Paredes a este diario el pasado 17 de julio.

Esa misma amiga narró que Paredes le había confesado que la relación se había deteriorado por los problemas de Casellas con el alcohol, que “ya al mediodía (él) estaba borracho” y que, de hecho, la escuchó varias veces decir: “Pablo me tiene harta”.

Sin embargo, la única vez que ha hablado públicamente, Casellas pintó un matrimonio unido y sin problemas.

Lo hizo en el programa SuperXclusivo. De hecho, ayer Wapa-TV recibió un subpoena de las autoridades para que entregue la entrevista que se le realizó el pasado 16 de julio.

“Jamás y nunca. Era mi compañera; cómo después de 19 años... Nosotros somos un núcleo familiar con dos nenas. No es posible. Jamás y nunca se me hubiera pasado por la cabeza. Las cosas se resuelven con palabras, tampoco un grito, aunque en mi casa no se grita, en mi casa no se le pone la mano a nadie encima. Nosotros somos un núcleo familiar que ahora nos tenemos que unir en el sentido de coger un poquito de fuerza por mis hijas”, dijo Casellas durante esa entrevista en Super Xclusivo, en la que insistió en que él no tiene nada que ver con el crimen de su esposa.

Paredes fue asesinada el pasado 14 de julio. Fue encontrada con ocho impactos de bala, sentada en el área de la piscina de su casa, donde leía un periódico. La forma en que fue encontrada no refleja que la víctima se hubiera resistido a su atacante.

La versión que brindó Casellas a las autoridades fue que observó un hombre salir por la puerta del garaje y que al verlo decidió entrar a la residencia. Dijo que primero verificó que no le faltara alguna de las múltiples armas de fuego que coleccionaba y que luego pasó al área de la piscina, donde halló muerta a su esposa. Acto seguido, según alegó, salió nuevamente de su propiedad y le dio tiempo a observar al hombre escalando un muro de unos ocho a nueve pies de altura. Allí, Casellas utilizó su arma FN 5-7 calibre .45 y realizó varios disparos, pero no alcanzó al supuesto asesino.

Casellas, a quien se le retiraron las licencias de portación y uso de su arsenal de 33 armas de fuego, aún no ha sido clasificado como sospechoso del crimen.

Incluso, el superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, reiteró la aclaración ayer después de que el ex secretario de Justicia Antonio Sagardía lo clasificara así en WKAQ-Radio.

“Alguien la mató, de eso sí que estamos seguros. Quién la mató, no puedo determinarlo en este momento porque la investigación no lo arroja”, sentenció Pesquera.

“El país tenga la confianza completa de que yo voy a hacer todo lo posible por identificar la persona que hizo, no solo este, sino todos los asesinatos”, recalcó Pesquera en WKAQ-Radio.

El secretario de Justicia, Guillermo Somoza Colombani, se unió a las expresiones de Pesquera al insistir en que Casellas será catalogado como sospechoso del asesinato de su esposa sólo si así se desprende de la investigación una vez se tengan todos los elementos jurídicos necesarios.

“La investigación continúa en manos de la Policía y el Departamento de Justicia a través de sus fiscales. Cuando entienda, jurídicamente, que (Casellas) es sospechoso, se lo anunciaré a él y a sus abogados. Se sigue trabajando por lo importante, que es hacerle justicia a ella (Paredes) y a sus hijas”, dijo Somoza.

Somoza señaló que las autoridades están trabajando sin parar y mencionó que el pasado domingo discutió la autopsia de Paredes con personal del Instituto de Ciencias Forenses.

De hecho, Primera Hora supo que ayer mismo las autoridades estuvieron reunidas discutiendo detalles de la investigación. Se supo, además, que próximamente deben estar citando a personas para entrevistas.

“En este caso, todos estamos trabajando a todo vapor. Todos los días, incluso los feriados, había un equipo trabajando”, expresó Somoza.

“Seguimos trabajando. El día que yo sienta que el caso no camina, con lo que tengo voy a radicar. Lo que quiero es que todas y cada una de las personas involucradas ahí paguen”, agregó Somoza sin especificar en qué momento se someterían cargos.

Ivelisse Rivera Quiñones colaboró en esta historia

Tags

Pablo Casellas