Pablo Casellas solicita mordaza

10/30/2012 |
En la moción, la defensa de Pablo Casellas Toro describe la forma atropellada como lo arrestaron el pasado 5 de septiembre a su cliente en los predios del Tribunal de Bayamón. (vanessa.serra@gfrmedia.com)  
Se indica que el sistema judicial puertorriqueño no puede darse el lujo de que el acusado sea juzgado en los medios sociales y de comunicación del país.

Para evitar que el Estado y sus componentes policiacos, judiciales, investigativos y forenses filtren información “inflamatoria y adversa” contra Pablo Casellas Toro –acusado del asesinato de su esposa, Carmen Paredes, ejecutiva de Assurance Solutions– que pudiera afectar su derecho a un juicio justo e imparcial, la defensa solicitó al tribunal la imposición de una mordaza.

Los abogados Harry Padilla, Juan Ramón Acevedo y Arturo Negrón García expusieron en una moción de orden de protección que “como el Ministerio Público pretende probar la culpabilidad (de su cliente) más allá de duda razonable, solamente puede tratar de hacerlo mediante evidencia admisible y no por influencias extrañas al proceso”.

El Ministerio Público, representado por la fiscal de distrito Phoebe Isales, por su parte, notificó al juez José Ramírez Lluch que no se opone a la imposición de una orden protectora, la que calificó de mordaza. Isales expresó su malestar por la sugerencia en el escrito de que han divulgado o filtrado información.

Sostiene que “la fiscalía nunca ha emitido comentarios y que el superintendente de la Policía dio instrucciones claras de que no comentaran sobre el caso”.

La defensa expuso en su moción: “Estas órdenes son necesarias ante las campañas publicitarias masivas e inflamatorias y la divulgación de hechos por parte de funcionarios del Estado que componen el aparato investigativo”.

“Estas órdenes deben emitirse de forma rigurosa, con premura y de manera profiláctica para evitar el que se continúe creando contra el acusado una atmósfera de prejuicios, odio y pasiones negativas y que, por tanto, se celebre el juicio en los periódicos y no en la sala del tribunal”.

Se indica que el sistema judicial puertorriqueño no puede darse el lujo de que el acusado sea juzgado en los medios sociales y de comunicación del país.

Los abogados describen lo que entienden que ha sido la cobertura del caso desde el 14 de julio de 2012, cuando Paredes fue asesinada.

Citan jurisprudencia para señalar que el asesinato de una persona no la convierte a esta y a sus familiares en figuras públicas. Aluden a las dos páginas que se abrieron en Facebook: Justicia para Carmen Paredes y Que no quede impune Carmen Paredes.

Describen la forma atropellada como arrestaron a Casellas en los predios del Tribunal de Bayamón el pasado 5 de septiembre, cuando se le presentaron cargos, lo que provocó una gran conmoción en el centro judicial y fue transmitido en vivo por los diversos medios.

Establecen que, luego de la lectura de acusaciones del 10 de octubre, los casos se encuentran en la etapa de descubrimiento de prueba.

“El acusado tendrá que evaluar, una vez concluido el descubrimiento de prueba, si estos casos serán atendidos por tribunal de derecho o por un jurado”, se acota.

Tags

Pablo Casellas