Piezas claves los secretos que guarda una computadora

08/16/2012 |
 
La información acumulada es como la radiografía de la vida de una persona.

Al trascender que las autoridades estatales buscan la computadora de la ejecutiva de Assurant Solutions, Carmen Paredes, asesinada el pasado 14 de julio, surgen interrogantes en torno a si su viudo Pablo Casellas accesó en algún momento a información privada y confidencial, lo que para los investigadores constituiría motivación para quitarle la vida.

Primera Hora supo que las autoridades entraron a la computadora de Carmen Paredes, no se precisó cuándo, y tienen en su poder correos electrónicos comprometedores.

“Lo que quieren es saber si Pablo Casellas los leyó”, dijo una fuente.

De hecho, ayer se supo que los agentes del CIC que registraron el Jetta rojo averiado, estacionado en la residencia de Casellas en la exclusiva urbanización Tierralta III y otro vehículo propiedad del juez Casellas, lo que hacían era buscar la computadora .

De estar en poder de Casellas, confirmarían su sospecha de motivación para asesinarla.

De esa manera, pudieran explicarse los cuestionamientos levantados en torno a la relevancia que tiene la “anhelada pieza de evidencia” para el esclarecimiento del crimen.

Una computadora guarda el historial de toda la vida de su dueño, sus escritos, sus conversaciones, mensajes recibidos, mensajes enviados, sus secretos y complicidades.

Incluso puede contener información que revele las interioridades de un matrimonio y dejar al descubierto cualquier relación amorosa, abierta o clandestina.

Esos datos acumulados en el disco duro perdurarán por siempre, para bien o para mal. En el caso de una investigación criminal, los datos podrían constituir una pieza clave de evidencia inculpatoria o exculpatoria. La computadora guarda todos los secretos, la intimidad, la información confidencial, que en el caso de una investigación por asesinato lleve a establecer la motivación.

Peor, los datos pudieran comprometer a terceras personas.

El analista político y ex fiscal federal, Ignacio Rivera, comentó que en ese disco duro puede haber evidencia exculpatoria o inculpatoria y esa es la importancia.

“Si existe una computadora, en el caso de Carmen Paredes, es una radiografía de lo que yo he hecho los últimos dos o tres años. Si te mando una carta que me quiero casar, aunque la borre, está ahí. Es una radiografía de mis actividades durante toda la vida lo que hay en esa computadora”, dijo Rivera.

“Por ejemplo, en este caso (Paredes), si estaban negociando los términos de un divorcio. Eso es bien común, que la pensión va a ser tal y la visita a los niños será “esta”. Eso prueba que estaban en proceso de divorcio. Si hay mensajes insultantes, también. Esas computadoras delatan a su dueño en lo bueno y en lo malo”, apuntó.

¿Usted como fiscal, qué quisiera saber?

“Me gustaría saber si la relación de ellos, de meses o días antes del asesinato, era una cordial o con tensión u odio. Eso es crucial, porque es la razón para el asesinato o la no razón”, acotó.

Tags

Pablo Casellas