Redobla esfuerzos el FBI en el caso de “carjacking” a Pablo Casellas

08/14/2012 |
En la versión que Casellas Toro dio al FBI, este logró escaparse durante el ataque saliendo por un cristal roto de su guagua Acura. (Archivo)  
Trascendió que han vuelto a entrevistar a testigos en las últimas semanas.

El Negociado de Investigaciones Federales (FBI) ha redoblado sus esfuerzos en su empeño por concluir la investigación del carjacking del que Pablo Casellas Toro alega haber sido víctima el pasado Día de los Padres, cuya conclusión sería crucial para descartar o confirmar la teoría de si este planificó o no el asesinato de su esposa, Carmen Paredes.

Primera Hora supo que el FBI “le ha dado duro a la investigación del carjacking para ver si se puede adelantar la pesquisa”.

“Ha habido una actividad reciente. Han vuelto a entrevistar testigos en las últimas semanas”, dijo una fuente.

“Hasta ahora no han podido corroborar una cosa o la otra”, agregó en referencia a si el carjacking ocurrió como lo denunció Casellas Toro o fue un entramado para ejecutar el crimen perfecto, como teorizan algunos.

Este diario inquirió a la portavoz interina del FBI, Maritza Conde Vázquez, sobre estos extremos y la agente recalcó que “la investigación no está en el limbo”.

“Podemos confirmar que hay una investigación en curso y no podemos revelar el progreso de la misma”, dijo Conde.

Pero ¿está próximo a concluir?

El estatus es el mismo. No puedo revelar lo que estamos atendiendo. Está en curso. No está en el limbo.

El portavoz del FBI, Harry Rodríguez, comentó a Primera Hora hace unos días, al preguntársele si hay investigaciones que nunca terminan o no se resuelven, que “una investigación siempre sigue en curso”.

La fuente indicó que resolver el asunto del carkjacking es importante porque “puede demostrar una planificación, inclusive, de semanas antes de que ocurriera el asesinato”.

“Es importante el comprobar que ocurrió, si es el caso, o por el contrario, si no fuera cierto, si es que lo fabricó, o si fue para crear la atmósfera de que se estaba persiguiendo a su familia. De ser así, obviamente sería un crimen que se estuvo planificando por semanas”, expuso.

En la versión que Casellas Toro dio al FBI , según se indicó, este, al ser atacado por unos sujetos que le dispararon, hiriéndolo en el brazo derecho, logró escaparse saliendo por un cristal roto de su guagua Acura.

“En la versión que dio a las autoridades federales, él alega que llegó al Club de Tiro y lo encontró cerrado, y que al momento de él irse, hay un carro que le está bloqueando el paso y que en ese vehículo hay unos individuos que se acercan al carro armados”, relató.

“Se suscita una serie de disparos por parte de esas personas; que él abandona el vehículo por un cristal que estaba roto; que él sale corriendo y se interna en un área boscosa. Pasa dos horas en esa área boscosa hasta que logra parar a unos ciclistas”, agregó la fuente.

Luego, ocurre la llamada a la Policía y el FBI llega a la escena para investigar.

Tags

Pablo Casellas