Salvador Casellas será el custodio de su hijo

09/06/2012 |
El juez federal Salvador Casellas sale del tribunal luego de completar la millonaria fianza. (david.villafane@gfrmedia.com)  
Por ley, acompañará a su vástago a citas de OSAJ y a todas las vistas judiciales.

Tras las radicaciones criminales en su contra por el asesinato de su esposa Carmen Paredes, se complicó el panorama para Pablo Casellas, pero también se nubla el escenario para su progenitor, el juez federal Salvador Casellas, quien asumió ayer la responsabilidad de ser su tercer custodio durante todo el tiempo que dure el proceso judicial en su contra.

La acción del juez va mucho más allá de asumir la obligación de ser el tutor y dar domicilio a su hijo, pues también se le impone –de acuerdo con una enmienda que se le hizo a la Regla de Procedimiento Criminal a través de la Ley 123 de 2012, que entró en vigor tan reciente como en agosto– comparecer junto a su hijo a “todos los procedimientos judiciales y todos los procedimientos ante un oficial de supervisión y seguimiento de la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ)”.

De hecho, según explicó a Primera Hora la directora de OSAJ, Cyndia Irizarry, el juez firmó un contrato comprometiéndose a cumplir con las disposiciones requeridas. De lo contrario, agregó, “puede someterse un desacato”.

Este giro en la historia sucedió luego que familiares de Pablo Casellas pagaran la fianza de $4 millones que le impuso el juez Rafael Villafañe, del Tribunal de Bayamón, tras encontrar causa para arresto contra el imputado, al que se le radicaron cargos de asesinato en primer grado, dar información falsa a la Policía, destrucción de evidencia y violación a la Ley de Armas.

Mientras su familia buscaba la forma de pagar la cuantiosa fianza, Casellas fue trasladado a la institución 705 de Bayamón, donde se le realizaron las pruebas de rigor que se le practican a todos los sumariados, entre ellas pruebas de cernimiento médico.

“Todo el tiempo estuvo tranquilo... diría que con cara de preocupado”, dijo una fuente que estuvo en constante contacto con el imputado, al que se le instaló un grillete GPS que monitoreará a través de una computadora todos sus movimientos.

Cerca de las 7:45 de la noche, Casellas fue liberado y llevado en un vehículo oficial de OSAJ hasta la residencia de su padre, en la urbanización Gardenville, en Guaynabo. Allí deberá permanecer en arresto domiciliario 24 horas al día, siete días a la semana, según se dispuso por tribunal.

Además, deberá cumplir con una serie de requisitos que incluyen realizarse pruebas de dopaje periódicamente.

Durante el periodo de retención domiciliaria, Casellas no deberá consumir bebidas embriagantes o consumir drogas narcóticas.

Tampoco podrá visitar lugares de “dudosa reputación”, explicó Irizarry.

Además, la funcionaria agregó que, de ser necesario, “deberá someterse a cualquier tratamiento médico o psiquiátrico, incluyendo tratamiento para evitar la dependencia de alcohol o drogas”.

De fallar en alguna de las estipulaciones que le permiten estar en libertad condicionada, a Pablo Casellas se le revocará definitivamente la fianza y se ordenará de inmediato su encarcelamiento hasta que se emita el fallo judicial correspondiente.

Condiciones impuestas a Pablo Casellas

A continuación, algunas de las restricciones con las que debe cumplir el imputado para salvaguardar la condición de estar libre bajo supervisión electrónica (grillete GPS):

Debe comparecer con su tercer custodio (su papá) a todos los procesos judiciales y citaciones en la OSAJ. 

Entregar su pasaporte al tribunal.

No consumirá bebidas embriagantes ni drogas narcóticas.

No visitará lugares de dudosa reputación.

Permanecerá en arresto domiciliario 24 horas al día, siete días a la semana.

Deberá realizarse pruebas de dopaje  periódicamente.

De ser necesario, recibirá tratamiento médico o psiquiátrico.


Tags

Pablo Casellas