25 años de cárcel para hombre por la Masacre de Yabucoa

10/04/2012 | 05:32 p.m.
Rosario González se declaró culpable de dos cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de dos hermanas de Yabucoa y cuatro tentativas de asesinato por las cuatro personas que resultaron heridas durante el mortal tiroteo ocurrido el 30 de octubre de 2011.

Humacao – La jueza Vilmary Soler Suárez, del Tribunal de Humacao, sentenció la tarde del jueves a Francisco J. Rosario González a 25 años de cárcel, luego que el hombre -en una audiencia previa- realizó una alegación de culpabilidad como parte de un acuerdo con el ministerio público.

Rosario González se declaró culpable de dos cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de dos hermanas de Yabucoa y cuatro tentativas de asesinato por las cuatro personas que resultaron heridas durante el mortal tiroteo ocurrido el 30 de octubre de 2011.

La negociación entre el ministerio público, representado por el fiscal Jaime Pérez, y el abogado de la defensa Frank Laboy incluyó la rebaja de dos cargos de asesinato en primer grado por dos cargos de asesinato en segundo grado.

También se reclasificaron al artículo 5.06 de la Ley de Armas, que penaliza la posesión de un arma de fuego sin licencia, las seis infracciones al artículo 5.15 (disparar un arma) y las dos infracciones al artículo 5.04 (utilizar un arma para cometer un delito).

El otro acusado en este caso, Jerry Rodríguez Ayala, espera por la celebración de su juicio. El próximo 17 de octubre se celebrará una conferencia sobre el estado de los procedimientos.

Contra Rodríguez Ayala pesan dos cargos de asesinato, cuatro de tentativa de asesinato y ocho violaciones a la Ley de Armas.

Los hechos de este caso conocido como la Masacre de Yabucoa ocurrieron el 30 de octubre de 2011, cuando supuestamente los acusados fueron con Esteban “Pirito” Ayala Pérez en un Toyota Yaris al sector Jaime C. Rodríguez, en Yabucoa, con la intención de matar a Josué Berríos Andino, mejor conocido como Mono.

Al llegar al lugar, tirotearon e hirieron a Berríos Andino, y asesinaron a sus hermanas, Yarelis y Jeitza.

Además, hirieron a una sobrina suya, Yaire Michelle, de 10 años, y a dos vecinos, Jesús Aponte Eliza y Orlando Meléndez, quien actualmente se encuentra en la cárcel federal por un caso de Ley de Armas.

Personas de la comunidad contestaron los disparos y mataron a Pirito, pero por este asesinato las autoridades no han radicado acusaciones.