29 agentes “presionados” con el retiro obligatorio

Por Alejandra M. Jover Tovar 06/16/2017 |00:00 a.m.
Las cartas fueron entregadas en la mañana, horas antes de que se aprobara el P. del S. 404, que contemplaba un retiro con el 75% de salario y seguro médico. (Archivo)  
Recibieron la misiva y alegan que el proceso fue atropellado y discriminatorio

Horas antes de que en la Cámara de Representantes se aprobara a viva voz el Proyecto del Senado 404, de la autoría del senador Abel Nazario, que buscaba una jubilación “justa” para la Policía, 29 agentes recibieron ayer su carta de retiro obligatorio la que, aseguran, fueron obligados a firmar.

Según alegaron varios uniformados bajo condición de anonimato, el proyecto les hubiese permitido retirarse con el 75% de su sueldo y plan médico, mientras que ahora se van con entre el 42% y el 44% del sueldo, sin plan médico y sin poder disfrutar de su tiempo compensatorio, como horas extras trabajadas, vacaciones y enfermedad acumulada.

El retiro obedece a la Ley 3 de 2013. Nazario trató de darle marcha atrás con su proyecto, el que finalmente prevaleció. 

De cualquier forma, tiene que pasar a la firma del gobernador Ricardo Rosselló y luego a la Junta de Supervisión Fiscal.

Uno de los uniformados que sí habló para récord, el teniente Ciprián Arnau, alegó que tiene 59 años y 31 de servicio y se va con “una miseria”.

“Nos llamaron hoy (ayer) para botarnos”, reclamó. “Nosotros mandamos una carta hace días para que nos dieran una prórroga para que nos aprobaran el 75%, pero no vamos a cualificar… tenemos una licenciada (de apellido Rodríguez) que va a solicitar un interdicto al tribunal. ¿Por un día vamos a perder el 75%? Eso es discriminatorio”.

“Yo tengo días de enfermedad y un montón de horas extras y eso no me lo van a pagar. Además, nos vamos sin plan médico, y si nos hubieran dado el 75% por lo menos nos hubiéramos podido sacar el seguro. Pero no quisieron”, comentó Arnau.

Agentes que se comunicaron con Primera Hora alegaron que el proceso se dio de forma atropellada y con dos abogados de por medio, y se sintieron “presionados” a firmar. 

Por otro lado, el sargento José Marín, director ejecutivo del Sindicato de Policías, dijo que “el día de hoy fueron citados una cantidad de compañeros, porque la ley establece un retiro obligatorio para los policías. Nosotros hemos estado pidiendo a la señora superintendente (Michelle Hernández de Fraley) que extienda unos días, porque estamos trabajando el proyecto en la Cámara, para hacerle justicia a los policías. Pedimos unos días más, porque es un acto de justicia, pero aparentemente se pusieron en una actitud fuerte con ellos, se les ocuparon las armas y se les dieron identificaciones de retirados y no les quieren dar unos días más”.

“La mayoría se va con 42 o 44 por ciento, y más aún, los policías no pagan Seguro Social, lo que agrava su situación en cuanto a pensión. Los policías salen a ser indigentes con pensiones ridículas, entre $700 a $900 al mes”, expresó el sargento.

“Fueron obligados a firmar la carta. Entendemos que lo que ocurrió allí es algo que no debió ocurrir, hay una molestia bien grande porque lo que se le pide a la Superintendente es un acto humanitario para los compañeros”, reclamó Marín.

Reacciona la Policía

Jenny López, directora de Nombramiento y Cambio de la Policía de Puerto Rico, indicó que “la ley establece que a los policías que tienen 30 años de servicio y 60 años de edad les toca el retiro obligatorio. Tienen que cumplirse las dos condiciones”.

Agregó que, efectivamente, solicitaron un tiempo “y se les otorgaron 45 días, que se cumplieron hoy, pero están pidiendo más porque están pendientes al proyecto. La agencia no tiene mecanismo legal para poder otorgar más tiempo. El tiempo que se les dio era para que pudieran hacer el debido trámite para cuadrar todas sus cosas y retirarse”.

¿Los 45 días era para que ellos apelaran?

No. Era para que cuadraran todo y ponerlo al día para irse, y en espera de que se firmara el proyecto. Hoy se cumplió el tiempo.

En cuanto a los agentes que fueron retirados y que aún no han cumplido los 60 años, “tenían que solicitar una dispensa antes de cumplir 58; el que no lo hizo perdió la oportunidad que otorga la ley”, comentó López.

Regresa a la portada