99 años de cárcel a Casper al declararse culpable por el asesinato de Jorge Steven

05/12/2010 |12:00 p.m.
Jorge Steven López (Archivo)  
Juan José “Casper” Martínez se declaró culpable hoy de asesinato en primer grado por la muerte de Jorge Steven López Mercado.

Juan A. “Casper” Martínez se declaró culpable hoy, miércoles, de asesinato en primer grado por la muerte del joven homosexual Jorge Steven López Mercado y fue sentenciado a 99 años de prisión.

De esta manera, se archivan los cargos por Ley de armas que pesaban en su contra.

El preacuerdo fue autorizado por el Departamento de Justicia y los familiares del joven asesinado.

El psiquiatra del Estado, Rafael Cabrera, informó a la jueza Myriam Camila Jusino que evaluó al acusado, y "está presentando un cuadro con contacto de la realidad adecuado y tiene capacidad entrar en cualquier tipo de alegación relacionado a su caso".

Casper agregó que entiende las consecuencias de sus decisiones.

Según cuatro admisiones del acusado, el 12 de noviembre Caper le ofreció “sexo por perico” a Jorge Steven López, cuando después de una situación, lo acuchilló y dejó su cuerpo decapitado, desmembrado y parcialmente quemado en una carretera de Guavate, en Cayey.

Felices y agradecidos familiares y amigos

Myriam Mercado, madre del joven homosexual, dijo que “es un capítulo cerrado. Podemos encontrar un poquito de paz en ese aspecto, aunque no nos va a devolver a Steven. Por lo menos hay justicia en Puerto Rico. Aquí existe la justicia”.

Jorge Lópezpadre del joven, expresó que “hay un mensaje claro aquí’, quizá él tuvo que ser…la víctima para que Dios mandara este mensaje a la humanidad. Que siempre sea recordado positivamente y no negativamente porque no podemos señalar a nadie. No somos perfectos y Dios perdona”.

“Quiero enviar un mensaje a Juan (Casper) y decirle que en Cristo hay esperanza. Que el Señor tiene un perdón para él, no importa lo que haya pasado. Dios tiene la oportunidad para él si abre su corazón a Cristo, Dios lo perdona también. Nosotros lo perdonamos desde el principio porque el Señor nos manda a perdonar”, expresó el padre de Jorge Steven con lágrimas en los ojos. Ambos padres se abrazaron a la fiscal Yaritza Carrasquillo al finalizar el caso.

El activista gay Pedro Julio Serrano expresó llorando que “hoy se hace un poco de justicia para un ser amado que no merecía este final, que era aceptado con todo lo que era como ser humano”.

Añadió que no había que agregar el elemento de que era un crimen de odio porque se otorgó la pena máxima en este caso pero “no nos queda duda de que fue un crimen de odio”.

Los abogados Luis Pérez Bonilla y Celimar Gracia, de la Sociedad de Asistencia Legal, indicaron que a raíz de la oferta por parte de fiscalía de desestimar los tres cargos por violación a la Ley de Armas y el cargo por reincidencia se lo presentaron a su cliente, quien lo aceptó.

Él entendió que era la mejor manera de disponer de este caso”, dijo Gracia.