Abuelitos: presas fáciles para los criminales

Por Bárbara J. Figueroa Rosa / bfigueroa@primerahora.com 09/14/2013 |
Las personas de edad avanzada suelen depender de otros para realizar gestiones u obtener ayuda, y eso los hace presa fácil de los criminales. (Archivo)  
Muchos ancianos son vulnerables, ya sea por exceso de confianza o por problemas de salud.

¿Hasta dónde vamos a llegar?

Parece mentira que nuestros viejitos –muchos de ellos personas de edad avanzada que viven solos y que batallan día a día con el cheque mensual que reciben del Seguro Social–, sean seleccionados como presas fáciles para muchos criminales que, además de robarles sus bienes, los agreden cruelmente.

El caso más reciente de este terrible escenario lo vivió don Juan Rivera González, en Coamo, cuando unos malhechores interrumpieron sus horas de sueño para perpetrar un asalto que culminó con un incendio en su casa, del que sobrevivió de milagro. Lo peor de esta historia es que el sexagenario pudo identificar entre los maleantes a una persona conocida: su primo.

Pero este dato no es de extrañar, porque el exceso de confianza parece ser el factor común entre los ancianos víctimas del crimen.

Al menos así lo concluye el teniente Roberto Ferreira, de la división de Robo y Fraude de la Policía de San Juan, al destacar que la incidencia de crímenes en esta población es preocupante por lo que urge educar a los viejitos sobre qué medidas deben seguir en el hogar o al hacer diligencias en la calle para evitar ser carnadas de los rateros.

“Hemos vito un alza en los robos y las víctimas son ancianos... Aunque muchos los estamos esclareciendo, lo más importante es que la ciudadanía comprenda que muchos de estos casos se pueden prevenir evitando el exceso de confianza”, dijo Ferreira.

Y es que según el agente, muchas personas de edad avanzada -en especial aquellos de 75 años o más- se tornan vulnerables porque viven solos y en la mayoría de los casos tienen diversas condiciones de salud.

“Este cuadro los obliga a ser dependientes y estar buscando ayuda con personas que no deberían... muchos de estos casos de robos son cometidos por familiares de los mismos ancianos o por personas que ellos dejaron entrar a sus casas para que realizaran labores del hogar”, especificó.

Por su parte, Wilma Cruz, directora del Programa de Asistencia a Personas de Edad Avanzada Víctimas del Crimen, constató que son múltiples los casos que se investigan relacionados con personas mayores de 60 años que fueron víctimas de algún delito criminal. Estas pesquisas se investigan a petición de la víctima, algún familiar o por referido de algún tribunal.

Por ejemplo, explicó que durante el pasado año fiscal (octubre de 2012 a julio de 2013) se recibieron 99 querellas, de las cuales 21 correspondían a robo y 78 a casos de apropiación ilegal.

Cruz indicó que una vez tienen conocimiento del caso se le brinda a los ancianos asistencia emocional y asesoramiento en las vistas judiciales.

“A veces ellos se ponen nerviosos o no recuerdan lo que dicen en los interrogatorios, y estamos ahí para apoyarlos y velar por sus derechos”, explicó al agregar que en los que casos que se amerite también se les provee ayuda psicológica.

De otra parte, la funcionaria alertó que la agencia también atiende un gran número de querellas de explotación financiera. En este tipo de casos, los familiares de los ancianos utilizan el dinero que éstos reciben de Seguro Social, cupones y otra ayudas económicas para su beneficio, en lugar de suplir las necesidades básicas de sus viejos.

Tags

ancianoscriminalidad