([email protected])  
Alegan que están violentando las disposiciones de la Ordenanza Municipal 13 que prohíbe el depósito de cenizas de carbón en la jurisdicción de Peñuelas.

El Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa presentó una solicitud de entredicho provisional para detener el depósito de cenizas tóxicas de carbón en el vertedero Peñuelas Valley Landfill (PVL).

En el recurso, presentado el pasado jueves, 13 de julio en el Tribunal de Primera Instancia de Ponce, aparecen como demandados PVL y la empresa que lo opera EC Waste, Applied Energy Systems (AES), la Junta de Calidad Ambiental y los camioneros que acarrean el material desde la planta de AES en Guayama hacia Peñuelas.

Los demandantes alegan que los demandados están violentando las disposiciones de la Ordenanza Municipal 13 de la serie 2012-2013, que prohíbe el depósito de cenizas de carbón en la jurisdicción de Peñuelas, y de la nueva Ley 40, que establece la política pública sobre este asunto.

“A la fecha de hoy, tanto la ordenanza municipal como la ley están en pleno vigor, por lo que los demandados AES, PVL y camioneros están compelidos a obedecerla”, lee el documento de 10 páginas. 

La demanda agrega que “cónsono con la política pública esbozada en la ordenanza municipal y amparados en el ejercicio de su poder de razón de estado para adoptar aquellas medidas que protejan la salud, la seguridad y el bienestar público, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley 40 del 4 de julio de 2017 que establece una prohibición de manera clara y expresa al depósito y disposición en la jurisdicción de Puerto Rico de los residuos de combustión de carbón en la producción de energía”.

Cabe señalar que la Ley 40, cuando era el Proyecto del Senado 81, prohibía el uso y disposición de todo tipo de cenizas de carbón en Puerto Rico y ordenaba su exportación. Sin embargo, las enmiendas insertadas a última hora por orden de La Fortaleza, provocaron que solo se prohibiera el uso y disposición de las cenizas livianas y las cenizas de fondo, dejando fuera el agregado manufacturado.

En el proyecto se incluyó como excepción que aquellas cenizas que tuvieran un “uso beneficioso” podrían permanecer en la isla. Aunque la ley no define “uso beneficioso”, la JCA y el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares han dicho que el Agremax (mezcla de cenizas livianas y de fondo con agua) cumple con esa definición y puede ser llevado a los vertederos de EC Waste en Peñuelas y Humacao para solidificar líquidos y como material de cubierta.

José Manuel Díaz Pérez, portavoz del Comité Pro Salud, Desarrollo y Ambiente de Tallaboa, dijo este domingo a Primera Hora que el Agremax está hecho de cenizas tóxicas y que por tanto no puede ser depositado en los vertederos.

“El gobierno está dando información falsa diciendo que AES no está tirando cenizas, sino Agremax, y que ese es un material inocuo. Si el Agremax es un 80% ‘fly ash’ (ceniza liviana), que es lo que ellos dicen que es tóxico, y el otro 20% es cenizas de fondo, que concentra la mayor cantidad de metales pesados. O sea, que esto es un cóctel químico tóxico que nos están tirando aquí, además de radioactivo”, planteó Díaz Pérez.

Regresa a la portada

Tags

Peñuelascenizas