Acuden al tribunal para que termine paro en UPR de Cayey

Por Primerahora.com 02/27/2014 | 05:36 p.m.
Sobre los 13 contratos que vencen mañana, Uroyoán Walker aclaró que el Recinto de Cayey cuenta con empleados regulares de mantenimiento que pueden satisfacer la necesidad del servicio. (Archivo)  
La manifestación se debe a que la unión pretende que se otorguen puestos de carrera a 13 empleados de mantenimiento con nombramientos de término fijo y cuyos contratos vencen mañana.

La Universidad de Puerto Rico (UPR) radicó este jueves un interdicto preliminar y permanente con una orden de cese y desista para ordenar al Sindicato de Trabajadores que ponga fin al paro indefinido que comenzó el miércoles en el Recinto de Cayey.

La manifestación que mantiene a empleados y estudiantes sin acceso al campus universitario se debe a que dicha unión pretende que se otorguen puestos de carrera a 13 empleados de mantenimiento con nombramientos de término fijo y cuyos contratos vencen mañana, viernes.

En el recurso judicial, radicado en el Tribunal de Guayama, la UPR solicita además, el pago por concepto de pérdidas considerables a la institución.

“Este paro ilegal viola el convenio colectivo y afecta el servicio a los estudiantes. Además, pone en riesgo las investigaciones científicas que reciben fondos federales del National Science Foundation. También impidió la entrada de los empleados de la Oficina de Finanzas, que trabajan en la preparación de los estados financieros y 'single audit', documentos de suma importancia para la UPR y para el Gobierno del Estado Libre Asociado”, sentenció mediante declaraciones escritas el presidente de la UPR, Uroyoán Walker.

“Nuestro principal compromiso es proveerle servicios a los estudiantes. No podemos permitir que las operaciones de la universidad se detengan por un paro ilegal. No es posible que arresten el recinto mientras se pierden fondos, se atenta contra investigaciones importantes para el país y se ponga en juego el futuro económico de todos los puertorriqueños”, agregó.

Sobre los 13 contratos que vencen mañana, Walker aclaró que el Recinto de Cayey cuenta con empleados regulares de mantenimiento que pueden satisfacer la necesidad del servicio. Señaló además, que dicha unidad de la UPR no dispone de los fondos recurrentes necesarios para cubrir los salarios de estos empleados.

El presidente del Sindicato, David Muñoz, alegó se trata de una movida sorpresiva del rector, aduciendo que no se habían podido allegar los $240,000 que se necesitan para extender los acuerdos hasta el mes de junio.