Acusados por asesinato del publicista habían planificado dar un tumbe

12/06/2012 |
De los cuatro implicados en la muerte de Gómez Saladín, a Rubén Delgado Ortiz solo se le radicó el cargo por el agravante de carjacking. (GFR Media / Alberto Bartolomei)  
El publicista José Enrique Gómez Saladín fue descrito por sus allegados como un excelente esposo y compañero.

La magistrada federal Silvia Carreño ordenó el ingreso a prisión del cuarteto implicado en el secuestro y asesinato del publicista José Enrique Gómez, en una vista inicial celebrada ayer de madrugada.

La fiscalía federal le sometió cargos mediante una querella administrativa por carjacking que terminó en muerte y fraude bancario.

A uno de los imputados, Rubén Delgado Ortiz, el primer acusado en entregarse a la Policía, confesando su versión de los hechos, se le radicó solo un cargo, el de carjacking.

Carreño señaló la vista de detención y fianza contra Edwin Torres Osorio, alias “Bebo”; Alejandra Berríos Cotto, alias “Pochi”; y a Lenisse Aponte Aponte, alias “Prieta”, para el 10 de diciembre, a la 1:30 de la tarde. Mientras, la vista preliminar fue pautada para el 19 de diciembre, a las 9:00 de la mañana.


A Delgado Ortiz se le celebrarán ambas vistas el mismo 19 de diciembre , presumiblemente aparte, como suelen hacer las autoridades federales con los testigos cooperadores.

Se indica en la denuncia que los imputados se pusieron de acuerdo, con la intención de causar la muerte y serio daño corporal, tomando el Toyota Matrix de la víctima por fuerza, violencia e intimidación, resultando en la muerte. En cuanto al fraude, se expone que golpearon y quemaron a Gómez y, mediante falsa representación, usaron su ATH y su contraseña para defraudar al Banco Popular por $100.