Acusan padrastro por muerte de infanta víctima de maltrato

Por Maribel Hernández Pérez 12/07/2013 |10:30 a.m.
La vista preliminar fue señalada para el 20 de diciembre.
Ayer se radicaron cargos por asesinato en primer grado contra Misael Machado Serrano, padrastro de la menor, a la cual sometió a un patrón de maltrato físico. (Suministrada)  

Un hombre al que se le imputa asesinar a su hijastra de dos años y medio fue ingresado anoche en prisión al no prestar la fianza de $650,000 que le señaló la jueza Jazdel Ramos Colón, del Tribunal de San Juan.

El caso fue esclarecido gracias a los hallazgos de la autopsia practicada por la patóloga Rosa Rodríguez del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) a la niña Leylanis Febus Semprit, tras su fallecimiento el 4 de septiembre en el Hospital Pediátrico. La autopsia reveló que la niña murió a causa de un severo trauma corporal producto de maltrato físico.

Ayer se radicaron cargos por asesinato en primer grado contra Misael Machado Serrano, padrastro de la menor, a la cual sometió a un patrón de maltrato físico, reveló el subdirector del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) del área de San Juan, teniente Habib Massari.

 “La menor fallece a consecuencia de un patrón de maltrato al que era sometida a golpes por parte del padrastro de la menor”, declaró el oficial.

 El pasado 3 de septiembre, la niña fue transportada al hospital por la progenitora de su padrastro, identificada como Vivian Serrano Castro, quien les dijo a los médicos que estaba brincando en la cama, sufrió una caída y se golpeó en el lado frontal de la cabeza. La niña fue declarada muerta el 4 de septiembre a las 8:13 p.m.

Luego trascendió que la menor estaba al cuidado de la madre del padrastro de la niña en el apartamento 710, de los condominios Alameda Tower II, en Río Piedras, cuando ocurrieron los hechos, según alegó la madre de la infanta, Leslie Mariel Semprit.

De la investigación se deprende que Machado Serrano fue acusado en Estados Unidos por maltrato físico contra sus hijos y cumplió un período en probatoria.

Inicialmente, cuando la menor fue transportada al hospital el caso se manejó como un incidente desgraciado, ya que su cuerpo no tenía visibles laceraciones o hematomas que sugirieran que era víctima de un patrón de maltrato, aclaró el teniente Massari.

 El fiscal Dwight Santiago ordenó el levantamiento del cadáver.

 La vista preliminar fue señalada para el 20 de diciembre.

El caso fue adjudicado como un asesinato en las estadísticas del Centro de Análisis y Monitoreo de la Superintendencia Auxiliar en Operaciones Estratégicas el 3 de diciembre.