Ada Conde demanda para que se reconozcan los matrimonios homosexuales

Por Servicios combinados 03/26/2014 | 12:57 p.m.
Ada Conde se casó en Massachusetts hace una década con Ivonne Álvarez. (Archivo)  
El pleito cuestiona la prohibición al matrimonio entre personas del mismo sexo y el reconocimiento de ese tipo de uniones.

La presidenta de la Fundación de Derechos Humanos (FDH), Ada M. Conde Vidal, presentó una demanda en el Tribunal Federal para que se reconozca en Puerto Rico como legal y legítimo el matrimonio que contrajo con su pareja del mismo sexo en el estado de Massachusetts.

"Deseamos disfrutar de los mismos privilegios sociales y derechos contractuales que se confieren en el Estado Libre Asociado a individuos de matrimonios de distinto sexo, distanciadas y discriminadas en comparación con otros ciudadanos de Estados Unidos. La ley en Puerto Rico excluye el reconocimiento de matrimonios del mismo sexo legales, denegándonos derechos en violación a la décimocuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos", lee la acción legal radicada ayer, martes, por Conde Vidal.

En la demanda presentada junto a su esposa, Ivonne Álvarez Vélez, contra la secretaria de Salud, Ana Ríus Armendáriz, y la directora del Registro Demográfico, Wanda Llovet Díaz, Conde Vidal solicita un interdicto preliminar, permanente y sentencia declaratoria para que en Puerto Rico se reconozcan los matrimonios civiles entre personas del mismo sexo contraídos en otras jurisdicciones de Estados Unidos.

Las demandantes, que se casaron legalmente en el 2 de agosto de 2004 en Massachusetts, pidieron a la corte que declare inconstitucional el Artículo 68 del Código Civil del Estado Libre Asociado, que indica: "El matrimonio es una institución civil, originada por un contrato civil en el que un hombre y una mujer llegan a un acuerdo para convertirse en esposo y esposa... Cualquier matrimonio entre personas del mismo sexo o transexuales contraídos en otras jurisdicciones no será válido o no se le dará reconocimiento jurídico en Puerto Rico".

La abogada opinó que se les violan sus derechos y se le trata distinto al no poder disfrutar de los derechos garantizados por la décimocuartaenmienda de la Constitución de Estados Unidos, y que "el Estado Libre Asociado impone restricciones que previenen que individuos homosexuales y lesbianas no solo no puedan casarse, sino que deniega cualquier reconocimiento de un matrimonio legal y válido de otra jurisdicción de los Estados Unidos de América"

La relación entre Conde Vidal y Álvarez Vélez comenzó en el 2000, y cuatro años después se casaron en Massachusetts, uno de los 17 estados que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.

 Actulamente viven en San Juan y en la demanda presentaron algunos de los contratiempos que han sufrido por la falta de reconocimiento legal de su matrimonio. Entre estos, mencionan que cuando la hija de Conde Vidal -que tenía 13 años cuando comenzó su actual relación- sufrió percances de salud y no podía delegar en su pareja para tomar decisiones médicas. Además, tuvieron que hacer testamentos en vida para poder tomar decisiones sobre una o la otra en caso de emergencia de salud, y otro testamento porque no heredarían automáticamente como un matrimonio reconocido.

"Nuestra inhabilidad de casarnos o tener una relación reconocida por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico con la dignidad y respeto como parejas de distinto sexo nos ha provocado dificultades, incluyendo, pero no limitándose, a la privación de derechos garantizados por la Constitución de Estados Unidos y humillación severa, angustia emocional, dolor, sufrimiento, daño sicológico y estigma", agregó Conde Vidal en la demanda radicada por ella misma, en la cual recalcó el "trato discriminatorio (que han recibido los homosexuales) a través de la historia, el hostigamiento, crímenes de odio, discriminación en el empleo y sin derecho a ser padres".

Las felicitan

La reacción de Pedro Julio Serrano ante la demanda no se hizo esperar y aprovechó para pedirle al gobernador Alejandro García Padilla que no defienda la prohibición al derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

“En primer lugar, quiero felicitar a las valientes amigas y activistas Ada Conde e Ivonne Álvarez por dar este histórico paso. Hace mucho sentido que siendo la primera pareja puertorriqueña en casarse en Massachusetts –el primer estado donde se legalizó este derecho– que el primer pleito de esta clase lo radiquen ellas”, aseveró Serrano en comunicado de prensa.

El portavoz de Puerto Rico Para Tod@s hizo “un llamado al gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, a su secretario de Justicia, César Miranda, y a la Procuradora General, Margarita Mercado, a que se allanen en el proceso judicial de esta demanda y no defiendan el injusto estado de derecho, que le impide a parejas del mismo sexo casadas en otras jurisdicciones gozar de los beneficios que trae consigo el matrimonio”.

“Invito al gobernador y su gabinete a aprovechar esta demanda para estar en el lado correcto de la historia. Tengan presente que, en poco tiempo, los tribunales federales de Texas, Utah, Kentucky, Virginia y Michigan han resuelto a favor de la igualdad de las parejas del mismo sexo. La igualdad matrimonial es inevitable. Va a suceder. Por eso, el gobernador no debe defender lo indefendible en este pleito legal”, manifestó Serrano.

Por último, el activista invitó a otras parejas del mismo sexo que no se han casado aún a que radiquen pleitos similares en el Tribunal Federal para que se reconozca también el derecho al matrimonio en Puerto Rico.

“Es hora de que en esta Patria podamos tener el mismo derecho que tienen las parejas heterosexuales de casarnos y acceder a todos los beneficios, derechos y protecciones que el Estado confiere. Ya es hora de la igualdad”, manifestó.