Adolescente narra drama vivido en fiesta en la que asesinaron a “disc jockey”

Por Michelle Estrada Torres / michelle.estrada@primerahora.com 05/08/2013 | 08:26 p.m.
Jean Carlos López Carrasquillo está acusado de asesinato y cinco violaciones a la Ley de Armas por estos hechos. (Archivo)  
La menor fue quien invitó al acusado a la fiesta.

Una joven que estuvo presente en la fiesta en la que fue asesinado el “disc jockey” Jan Carlos “Yankee” Alvarado Martínez, identificó este miércoles a Jean Carlos “Janpeca” López Carrasquillo como el autor del crimen en la continuación del juicio por jurado que se sigue en su contra en el Centro Judicial de Caguas.

La menor fue quien invitó al acusado a la fiesta que varios amigos suyos celebraron en una residencia de la urbanización Hacienda Sabanera en Cidra la noche del 28 de junio del año pasado, en medio de la cual Alvarado Martínez fue asesinado de un tiro en el pecho.

López Carrasquillo está acusado de asesinato y cinco violaciones a la Ley de Armas por estos hechos.

A preguntas del fiscal Ángel García, la testigo relató que "Janpeca" y su amigo Heriberto Martínez León la recogieron a ella y a una amiga en una urbanización de Cidra y partieron hacia una escuela donde los organizadores de la fiesta los fueron a buscar en una guagua, a eso de las 10:20 p.m., ya que la guardia de la urbanización no permitía la entrada de vehículos ajenos.

“Jean Carlos me dijo que si mis amigos eran tranquilos. Me dijo que (él y Heriberto) tenían dos cuchillas. Yo les dije que sí eran tranquilos”, expresó la adolescente que para esa fecha tenía 16 años.

Una vez en la fiesta, donde estimó había alrededor de 30 personas, la testigo vio a "Yankee", con quien dijo tuvo una relación sentimental de dos meses que culminó porque él era casado. Agregó que llevaban un año sin hablar. La joven mencionó que en ese momento le comentó a "Janpeca" que había tenido problemas con "Yankee", que al momento de los hechos tenía 18 años.

Posteriormente, "Yankee" se le acercó y hablaron en la sala de la casa durante 10 minutos, tras lo cual la joven se fue a bailar con "Janpeca". En eso, dijo, "Yankee" se les acercó con una mirada seria y se fue. Entonces "Janpeca" la agarró por el brazo y la paró frente a "Yankee" para que bailaran, a pesar de que ella no quería. Aún así lo hizo, le contó al fiscal.

La muchacha señaló que luego se fue a la terraza con Heriberto y "Janpeca", y le dijo que “"Yankee" no se estaba quieto y le iba a dar en la cara”. Hasta allí llegó "Yankee" con intención de bailar nuevamente y ella supuestamente le dijo “que se estuviera quieto, que no le quería dar en la cara”, a lo que él respondió “¿Guapita conmigo?”, y se marchó para la barra.

La testigo contó que después estuvo con amistades ingiriendo bebidas alcohólicas en la barra y en un cuarto de la casa, y estando allí escuchó un disparo. Inmediatamente bajó gritando “!Jean Carlos, Jean Carlos!”, en referencia a "Janpeca". Cuando el fiscal le preguntó por qué decía ese nombre, indicó que previamente, en algún momento de la fiesta, ella había visto que "Janpeca" tenía una pistola en la parte derecha de su cintura.

“Vi como una pistola. Donde se coge la pistola estaba por fuera. La camisa estaba por fuera, pero se veía la forma de la pistola”, describió. En ese momento dijo “me quedé tranquila porque pensé que no iba a hacer nada”.

Volviendo al momento en que escuchó la detonación, la joven manifestó que al llegar a la cocina, observó a "Janpeca" con el brazo derecho extendido hacia arriba y con un arma de fuego negra en la mano, mientras su brazo izquierdo lo tenía alrededor del cuello de Heriberto. "Janpeca" gritó, con tono agresivo, que se marcharan, pero nadie se movió. Entonces, él se fue con Heriberto.

Según la testigo, en la cocina estaban como 10 personas y había una luz, que no precisó cuan intensa era.

“"Janpeca" y Heriberto se escondieron detrás de una palma cerca de la terraza. Yo iba caminando por la calle y ellos salen, y me dicen que arrancara a correr, que me iban a llevar a mi casa. Yo caminé hasta la mitad de la calle y les dije que me quedaba. Ellos siguieron corriendo”, señaló.

Luego la chica vio un carro chocado contra un poste y una persona tirada sobre el pavimento por el lado del baúl. Al acercarse notó que era "Yankee", a quien unos amigos trataron de llevar a un hospital, pero se accidentaron.

La testigo logró salir de la urbanización brincando una verja, puesto que los policías que llegaron al lugar no permitían la salida. Un amigo la recogió en motora, y estando con él llamó a "Janpeca" “para preguntarle por qué lo había hecho”.

“Me dijo que porque "Yankee" tenía un 'nebuleo' y estaba discutiendo con Heriberto. Que me tomara una Panadol y me acostara a dormir”, dijo la adolescente.

Al llegar a su casa, la adolescente contó que había policías esperándola, la entrevistaron y luego la trasladaron al cuartel de Caguas, donde estuvo hasta la 1:00 p.m. del 29 de junio. Allí vio a otros participantes de la fiesta.

Mientras se encontraba en el cuartel, indicó que recibió un mensaje de texto del número telefónico de "Janpeca", cuyo contenido el abogado de defensa, Carlos Rodríguez Cruz, objetó que se divulgara en sala.

"¿Cómo se sintió al leer ese mensaje?", preguntó el fiscal García.

“Mal, por lo que decía”, respondió la joven.

La testigo afirmó que durante la fiesta nunca vio a "Yankee" pelear con "Janpeca" ni con Heriberto.

Informe policial incompleto

El agente José Mercado Sierra, del Distrito de Cidra, también testificó este miércoles. Este policía fue el primero en llegar a la urbanización tras recibirse una querella de herido de bala a través del Sistema de Emergencias 9-1-1 a la 1 a.m. del 29 de junio.

El oficial relató que mientras se dirigía a la casa vio un carro Acura gris chocado contra un poste y se detuvo. Un muchacho lloroso y nervioso le gritó: “Lo mataron al lado mío. Todavía los oídos me chillan. Lo mataron en la cocina al lado mío. Era mi amigo”.

Al llegar los paramédicos, Mercado Sierra dejó esa escena y se fue con el chico hasta la residencia, donde pidió que le relataran lo sucedido, revisó la escena y custodió el perímetro. Dijo que vio un charco de sangre cerca de la barra y un casquillo de bala.

Durante el contrainterrogatorio, el abogado Rodríguez Cruz logró que el agente aceptara que omitió la mayor parte de su relato en las notas de su libreta y en el informe estadístico que redactó esa madrugada. Detalles como el accidente vehicular, el nombre del conductor de ese carro, el cadáver tirado en la carretera, los nombres de los agentes de Aguas Buenas y de los paramédicos que llegaron allí no fueron anotados por Mercado Sierra.

El agente admitió que no llenó un informe suplementario donde podía abundar en detalles.

El Ministerio Público en este caso está representado por los fiscales Angel García y Yaritza Carrasquillo Aponte, quien este miércoles se excusó por otro compromiso de trabajo.

Según las autoridades, López Carrasquillo mató a "Yankee" y fue ayudado a huir de la casa por Heriberto Martínez León, su vecino del residencial Brisas de Cayey. Martínez León fue sentenciado a seis meses y un día de cárcel por un cargo de encubrimiento, y quedó libre en diciembre pasado.

El juicio continuará este jueves a las 2:00 p.m. en la sala 506 del Tribunal de Caguas ante el juez Roberto Angleró Ortiz.