Advertencia de Fortaleza a los policías con certificados de salud fatulos

Por Alba Y Muniz Gracia / alba.muniz@gfrmedia.com 04/22/2013 | 11:10 a.m.
Jorge Colberg cuestionó que la mayoría de las ausencias de policías hayan ocurrido en la Región Norte. (Archivo)  
El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza aclaró que el requerimiento de los certificados médicos no constituye una violación a la Ley HIPAA.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jorge Colberg, dijo esta mañana que tanto los policías como los doctores que hayan firmado "fraudulentamente" certificaciones médicas para justificar ausencias en la Uniformada "tendrán que responder" por sus acciones.

El funcionario hizo estas expresiones en momentos en que comienza una investigación en torno a las ausencias masivas de policías, principalmente en la Región Norte. Un patrón de ausentismo que coincidió con un llamado a través de las redes sociales para que los agentes se fueran de brazos caídos durante las celebraciones relacionadas a la final de atletismo de las Justas de la Liga Atlética Universitaria (LAI), en Ponce.

Según informes de prensa, ayer domingo se ausentaron 1,837 policías (sin incluir las regiones de San Juan y Aibonito), mientras que el sábado esa cifra fue de 1,758 y el viernes de 1,746.

"Tienen que entregar los certificados médicos, se van a someter las listas y con cada persona que se haya ausentado de manera correcta no va a haber problema. Aquella persona que se haya ausentado o aquel médico que haya firmado fraudulentamente una certificación médica sin justificación, tendrá que responder", puntualizó Colberg en un aparte con los medios en la sala de prensa del Palacio de Santa Catalina.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza aclaró que el requerimiento de los certificados médicos no constituye una violación a la Ley HIPAA, que protege la confidencialidad de las condiciones de salud, ya que, según Colberg, esos documentos no detallan las afecciones de la persona.

 "Los policías, como todos los empleados públicos que se ausentan por más de tres días tienen que entregar un certificado médico y el médico tiene que evaluar si esa persona no está capacitada para ejercer una función pública y aquí, de la misma manera en que un supervisor recibe una certificación de un empleado, el jefe del gobierno, que a su vez es el comandante en jefe de la Policía, tiene el legítimo derecho de pedir información con nombre y apellido y número de placa de quienes se ausentaron y cuáles son las razones", puntualizó Colberg.

"Y los médicos que firmaron esas certificaciones más vale que hayan cumplido con su deber de ejercer su profesión", indicó. "Confiamos en que todos los que se ausentaron lo hayan hecho de conformidad a la ley porque el que lo haya hecho de manera incorrecta es un fraude al gobierno con fondos públicos y eso es algo muy serio, y cuando uno toma decisiones tiene que lidiar con las consecuencias".

No obstante, Colberg cuestionó que la mayoría de las ausencias hayan ocurrido en la Región Norte "que resulta ser donde está la mayor organización y estructura de una organización de estos policías. Es más que evidente lo que está pasando aquí". El funcionario no especificó a cuál organización se refería.

 Asimismo, cuestionó las motivaciones de los policías para realizar acciones de ese tipo cuando ya existe un compromiso del gobernador Alejandro García Padilla de saldar la deuda de los días acumulados en exceso por concepto de licencia de enfermedad antes de que culmine este año fiscal, el 30 de junio.

Esto, debido a que los policías no son los únicos empleados públicos a los que el Gobierno les adeuda el pago por días en exceso acumulados por concepto de licencia por enfermedad. Según Colberg, la lista incluye también a los maestros y los empleados de la Administración de Corrección, entre otros.

Indicó que la deuda total asciende a $90 millones, de los que $30 millones corresponden a la deuda con los policías, que serán liquidados antes de que culmine el presente año fiscal el 30 de junio.

"Además de los policías, a todos los empleados públicos también hay que liquidarles los días por enfermedad. La Policía es el 20% de la nómina, pero consume el 35% de todo el exceso de licencia por enfermedad", indicó.

También llamó la atención a que los policías no hicieron algo similar en el 2009, 2010 y el 2011 cuando tampoco se les pagó el llamado "enfermito".