Agresor de mujer en motel de Caguas se encuentra tras las rejas

11/11/2012 | 04:09 p.m.
La pronta reacción del empleado de un motel en Caguas le salvó la vida a una mujer que era atacada salvajemente por su pareja, quien ya está en la cárcel.

La pronta reacción del empleado de un motel en Caguas le salvó la vida el jueves a una mujer que era atacada salvajemente por su pareja, quien ya está en la cárcel.

La sargento Wanda Correa, jefa de la división de Agresiones del Cuerpo de Investigaciones Criminales en Caguas sólo recuerda al empleado por su primer nombre: "Gregorio".

 "El es un héroe. Si no intervenía la mujer hubiera muerto", contó la oficial sobre la acción del empleado del motel La Montaña, ubicado en el barrio Beatriz de Caguas.

 Los hechos se remontan al jueves al mediodía, cuando Jesús Durán Rosario, de 64 años, atacó con una navaja a su pareja de 56 años mientras ambos se duchaban en el mencionado lugar. Según dijo Correa, la pareja llevaba al menos un día compartiendo allí sin problemas. Incluso salieron un momento a un doctor porque la mujer se comenzó a sentir mal de salud. Al regresar al lugar, sin embargo, todo cambió.

En un giro inesperado, Durán Rosario atacó con una navaja a la mujer, a quien le hizo cortaduras en el cuello que requirieron 120 puntos de sutura. La mujer se logró defender, pero el hombre arrancó la tapa del inodor de la habitación y la agredió en la cabeza. Después continuó atacándola con la tapa en distintas partes del cuerpo hasta que la pieza sólida se partió, según la investigación de la Policía.

Al oir los gritos de la mujer, una empleada llamó a Gregorio, quien apenas comenzaba su turno. El joven se acercó a la cabaña, escuchó también los gritos y aunque no vio nada a través de una ventana agarró un palo de escoba y abrió el seguro de la habitación. Al entrar, llegó hasta el baño donde vió a Durán Rosario de espaldas mientras la mujer yacía en el suelo malherida.

Gregorio salió y regresó con una herramienta para cambiar gomas. Le dio un golpe por un muslo al agresor y le ordenó que se vistiera y saliera de la cabaña. El joven, entonces, procedió a cerrar la puerta del baño para proteger a la víctima, informó la Policía.

La mujer se encuentra hospitalizada en el Centro Médico, donde se ha informado que su estado de salud es delicado.

 Mientras, Durán Rosario fue arrestado, confesó la agresión y dijo a las autoridades que él le pasaba dinero a la mujer.

Por su parte, el fiscal Rodolfo Olmedo le sometió cargos por tentativa de asesinato, violación a la Ley de Armas y agresión agravada en la modalidad de mutilación.

A Durán Rosario le fijaron una fianza de $400,000 y al no prestar la misma fue ingresado en prisión hasta la vista preliminar de su caso.