Alcalde refuerza la seguridad en Aguas Buenas tras masacre

Por Primerahora.com 05/04/2013 | 02:02 p.m.
El fin es evitar secuelas de violencia en venganza por la balacera de anoche.
Luis Arroyo Chiqués (Archivo)  

El alcalde de de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués, anunció hoy que reforzó las medidas preventivas de seguridad en ese municipio tras escenificarse anoche, en el casco urbano, la quinta masacre del 2013.

Arroyo, en un comunicado de prensa, reveló que durante la mañana de hoy conversó con el superintendente Héctor M. Pesquera, para solicitarle que se reforzara la vigilancia en ese pueblo para evitar que secuelas de violencia, en venganza por la balacera, que cobró la vida de cuatro personas y dejó a seis heridas, una de ellas de gravedad.

“En la mañana de hoy, personalmente, conversé con el señor superintendente para que reforcemos la vigilancia en estos días y así evitar alguna secuela de lo ocurrido anoche. Además, discutimos otros planes que no adelantaremos públicamente”, indicó Arroyo Chiqués al informar que hace varias semanas había sostenido reuniones con altos oficiales de la Policía, incluyendo a Pesquera, para discutir otros proyectos de seguridad.

Entre las medidas de emergencia que estableció hoy, figuran impartir instrucciones a la Policía Municipal para que sea más agresiva en hacer cumplir la Ordenanza #13, serie 96-97, que prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en las aceras del centro urbano.

También se proponen reforzar la vigilancia electrónica y se cancelaron los días libres y las vacaciones a la Policía Municipal para que haya más presencia en su municipio.

“He renunciado a la protección que me ofrece un oficial de la Policía Municipal para que se incorpore inmediatamente a la fuerza policiaca”, declaró Arroyo.

Entre los anuncios, el ejecutivo municipal reveló que el lunes va a firmar una orden ejecutiva para la creación de una comisión integrada por residentes, comerciantes y miembros de la legislatura municipal para que participen en la redacción del "Código de Convivencia y Permanencia en el Centro Urbano Tradicional de Aguas Buenas".

Esta orden ejecutiva se había comenzado a redactar el jueves pasado, aclaró el alcalde, en el comunicado de prensa.

A su vez, le extendió las condolencias a los familiares de las víctimas de la masacre.

“Una noche, y estoy seguro que será un fin de semana triste para nuestro pueblo de Aguas Buenas. Un pueblo de gente buena que no está ajeno de problemas sociales…Deseamos paz para las familias afectadas y damos a las autoridades el espacio necesario para hacer su trabajo investigativo”, añadió.

Las víctimas, todas vecinas de Aguas Buenas, fueron identificadas como Elizabeth Marín Cotto, de 45 años y su hija Griselda de Jesús Cotto, de 17, Manuel Hernández Manzueta, de 55 y Luis D. González Torres, de 32 años, alias Danny Cabeza, quien era el objetivo de los gatilleros.

De los seis heridos, Miguel A. Cardona García, de 24 años, quedó recluido en el Centro Médico de Río Piedras, en condición crítica y con diagnóstico reservado, ya que recibió un impacto de bala en el pecho.