Al menos dieciséis heridos por incidentes con pirotecnia

Por Daniel Rivera Vargas 01/01/2014 |09:05 a.m.
La cifra de 10 casos es la corroborada por la Policía con Centro Médico, porque a nivel Isla hay hasta 20 casos reportados en los diferentes cuarteles policiacos. (Archivo)  
El primer caso se reportó a la 1:30 p.m. del martes cuando Jorge Fernández Irizarry, de 25 años, sufrió heridas en la mano izquierda y desprendimiento de dos dedos.

Al menos dieciséis personas, entre ellas cinco menores, resultaron heridas por incidentes relacionados con el manejo de pirotecnia entre el mediodía del 31 de diciembre y la madrugada de este miércoles 1 de enero.

El primer caso se reportó a la 1:30 p.m. del martes cuando Jorge Fernández Irizarry, de 25 años, sufrió heridas en la mano izquierda y desprendimiento de dos dedos, además de laceraciones en el muslo, un costado y una muñeca cuando un “cherry bomb” estalló en su mano supuestamente debido al calor de la cocina en la que se encontraba en una residencia en Adjuntas.

Fernández Irizarry convalece en condición estable en el Hospital San Lucas de Ponce.

También durante la tarde del martes, Jason Acevedo Castillo, de 17 años, sufrió heridas en una mano cuando una bomba casera le explotó en hechos ocurridos en la calle Zafiro de la urbanización Estancias del Parque, en Carolina.

El perjudicado fue trasladado al Hospital de la Universidad de Puerto Rico en ese municipio, y fue referido posteriormente al Centro Médico de Río Piedras.

El tercer caso se reportó a las 8:30 p.m. del martes, cuando desconocidos le arrojaron petardos prendidos a Abigail Seguí Class, de 82 años, en la avenida Gilberto Monroig de Villa Palmeras, en Santurce. La mujer sufrió traumas en ambas piernas, y su condición es estable.

El cuarto suceso ocurrió en Yabucoa tarde en la noche del martes cuando Andrés Serrano Rivera, de 25 años, sufrió quemaduras y heridas abiertas en la mano derecha luego que artefactos pirotécnicos explotaran en su mano en el barrio Calabazas Arriba, en la carretera PR-182.

Su condición es estable, al igual que es el caso de Carlos Rosario Figueroa, un hombre cuya edad no ha sido provista y que sufrió abrasiones en ambas manos cuando prendió un “cherry bomb” alrededor de la 1:20 a.m. de este miércoles, en el barrio Juan Martín, en Luquillo.

El segundo herido con pirotecnia del 2014 se registró en el barrio Romero, de Villalba, en un incidente en el que Giovanny Pérez Pereira, de 25 años, sufrió laceraciones en el ojo derecho a causa de un cuarto de dinamita que detonó en su rostro. Pérez Pereira, vecino de Cataño, fue atendido en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Villalba, y más tarde fue referido al Centro Médico de Río Piedras.

De otra parte, una niña de ocho años sufrió quemaduras en la palma de su mano derecha cuando recogió un “cherry bomb” encendido a eso de la 1:45 a.m. en la calle Rey Salomón de la urbanización Río Grande Estates. La menor fue atendida en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Canóvanas.

Mientras, un varón de 11 años sufrió quemaduras en los dedos al recoger también un artefacto explosivo del suelo en el residencial Doctor Pedro Palou, en Humacao.

El menor perjudicado no fue identificado, pero sí su madre, Evelyn Ubiles Moreno. El niño fue diagnosticado con quemaduras en cuatro dedos y abrasiones, en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Humacao.

Por otro lado, un adolescente de 14 años llamado Noel Díaz Caro fue diagnosticado con sangrado en el ojo izquierdo luego que un cohete lo impactó en su rostro mientras compartía con amistades a las 2:10 a.m. en el barrio Palmera, en Río Grande. El adolescente fue llevado al Hospital Hima San Pablo, en Fajardo.

De otra parte, a Ramón Santiago Mercado le tuvieron que tomar 12 puntos de sutura en su mano derecha cuando a eso de las 12:15 a.m. un artefacto de pirotecnia le explotó en la mano en el barrio Susúa Abajo, en el sector Cuatro Calles, en Yauco.

Otros incidentes se reportaron en Salinas, Carolina, Vega Baja, Bayamón y Dorado.

En el caso de Carolina, los perjudicados fueron identificados como Jonás Nieves Velázquez, de 27 años y quien sufrió quemaduras en el rostro, y Joel Zayas Rodríguez, también de 27, y quien resultó con una fractura en su mano derecha.

En el barrio Plena de Salinas, Alexander Morales Rodríguez, de 17 años, igualmente sufrió una fractura en la mano izquierda, mientras que Abigail Meléndez, de 45 años, fue diagnosticada con sangrado y una laceración en el ojo derecho en hechos ocurridos en Vega Baja.

Asimismo, Alexis Vergada Crespo, de 31 años, sufrió una fractura en la mano izquierda, y Miguel Ortiz Rosado resultó con abrasiones en el cuerpo tras un incidente con pirotecnia en Dorado.

Tags

pirotecniaAño Nuevo