Ana Cacho confía en ver pronto a sus hijas

Por Melisa Ortega Marrero / melisa.ortega@gfrmedia.com 06/10/2013 |10:47 a.m.
El caso contra Ana Cacho tras chocar contra un árbol fue archivado luego de que evidenciara que renovó su licencia de conducir. (jose.madera@gfrmedia.com)  
“Si la señora Ana Cacho no ha sido acusada de absolutamente nada, que se le permita ver a sus hijas de la forma que se determine el Estado”, señaló la abogada de la mujer.

Ana Cacho, madre del niño asesinado Lorenzo González, se manifestó hoy, lunes, confiada en que el Tribunal Supremo le permita finalmente hacer visitas supervisadas a sus hijas, con quienes no ha tenido contacto en más de tres años.

La mujer resultó recientemente favorecida por una determinación del juez José A. Grajales, de la Sala de Relaciones de Familia y Menores del Tribunal de Bayamón, quien ordenó el archivo de la petición de su exesposo, Ahmed Alí González, para que a ella se le despojara de la patria potestad de sus dos hijas.

“Quiero ver a mis hijas, necesito ver a mis hijas, por favor. Son tres años ya”, reclamó Cacho en las afueras del Tribunal de Primera Instancia de Dorado a donde acudió a un juicio en su contra por supuestamente conducir con una licencia vencidad.

Al cuestionársele si confía que la reciente decisión judicial ayude a que se le permita relacionarse con sus niñas prontamente, Cacho expresó que “Dios quiera”.

Mientras, su abogada, Sharon González, afirmó que “ella (Cacho) no está pidiendo un trato distinto, sino el mismo trato que se le da a todo el mundo”.

 De acuerdo con la letrada, a personas procesadas criminalmente y convictas se les permite relacionarse con su cría. Sin embargo, a su cliente -a quien el Departamento de Justicia señala como sospechosa de la muerte de Lorenzo, de 8 años, el pasado 9 de marzo de 2010- se le ha impedido hacerlo.

“Si la señora Ana Cacho no ha sido acusada de absolutamente nada, que se le permita ver a sus hijas de la forma que determine el Estado”, solicitó.

El pasado 21 de diciembre, el Supremo paralizó una decisión del Tribunal de Apelaciones, que favoreció que Cacho realizara visitas supervisadas a sus dos hijas y también ordenaba la celebración de un nuevo juicio en el caso civil de custodia.

“Esperamos que en cualquier momento baje una decisión que permita que esta mamá, que no ha sido acusada de absolutamente de nada , se le permita ver a sus hijas”, indicó González.

“Quizás lo adultos se reponen. Pero la pregunta es ¿qué va pasar con los niños? El tiempo pasa y no se recupera”, agregó.

En cuanto a la petición de pensión hecha en corte por el papá de Lorenzo, la abogada explicó que el tribunal emitirá una decisión luego de celebrar una vista, para la cual no hay fecha aún.

“La señora Ana Cacho desde que la honorable juez determinó que las niñas iban a estar bajo la custodia de papá le ha pasado una pensión voluntariamente al señor Ahmed Alí. Él había expresado públicamente que no le interesaba y así su portavoz, el licenciado (Carlos) Sánchez, lo indicó que no le interesaba y que no tenía necesidad. Sin embargo, la señora Ana Cacho no dejó de enviar el dinero a sus hijas para las necesidades que fueran”, indicó la abogada de Cacho.

Según la letrada, mientras las niñas estuvieron bajo la custodia del Departamento de la Familia, Cacho recibía información sobre ambas. Sin embargo, desde que estas pasaron a manos de su padre, la mujer dejó de recibir detalles, agregó.

Archivan caso por violación a Ley de Tránsito

Las expresiones fueron ofrecidas a las afueras del Tribunal de Primera Instancia de Dorado, donde hoy el juez Ricardo Reyes Dávila archivó el caso que pesaba contra Cacho por manejar su vehículo con una licencia vencida.

Cacho, a quien se le acusó de violar la Ley de Tránsito, tuvo que mostrar al juez y a la fiscal Lornna Colón su licencia vigente.

“El interés del Ministerio Público es que haya conductores autorizados en las carreteras de Puerto Rico. En vista de que la acusada sacó la licencia no tenemos reparos a que se disponga el caso”, dijo la fiscal en sala.

El pasado 11 de abril, Cacho estrelló su vehículo contra un árbol mientras manejaba con su licencia vencida. En ese momento, alegó a las autoridades que se sintió mareada y perdió el control de su guagua.