Ana Cacho tendrá que comparecer al tribunal por conducir "sin licencia"

Por Maribel Hernández Pérez 05/14/2013 | 09:45 a.m.
Ana Cacho González ha sido señalada por el Departamento de Justicia entre los sospechosos por la muerte de su hijo Lorenzo González Cacho ocurrida hace tres años. (Archivo)  
La mujer podría enfrentar una multa de $100, si se comprueba que violó el artículo 323, de la Ley de Tránsito.

Ana Cacho González, fue citada para mañana miércoles al Tribunal de Dorado, donde se le radicará una denuncia por conducir un vehículo de motor sin licencia, a raíz del choque que protagonizó el pasado 11 de abril en la carretera PR-693.

La conductora fue citada para las 2:00 p.m. por el agente que investigó el accidente, Miguel Chaparro, quien regresó de vacaciones recientemente, confirmó el coordinador de asuntos de tránsito de la Superintendencia Auxiliar en Operaciones Estratégicas, inspector Jorge Hernández Peña.

 Cacho González ha sido señalada por el Departamento de Justicia entre los sospechosos por la muerte de su hijo Lorenzo González Cacho ocurrida hace tres años en la residencia que compartía junto a otras dos de sus hijas en la urbanización Dorado del Mar.

 “Se le va a presentar una denuncia por conducir un vehículo sin licencia, si ella presenta evidencia o se defiende alegando que utiliza la licencia de Miami porque viaja frecuentemente será ante un juez, pero cumplimos con nuestra responsabilidad porque se impartieron instrucciones de que llevaran el caso al Tribunal”, declaró Hernández Peña.

Al momento del incidente, Cacho González, quien conducía una guagua Jeep Patriot, le presentó al agente investigador una licencia del estado de Florida con una vigencia de seis años, que vence el 2017 y que según la Ley de Tránsito de Puerto Rico, solo podría utilizar durante 120 días.

De acuerdo con el sistema central del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), la licencia de Cacho González, está vencida desde el 2001.

La mujer podría enfrentar una multa de $100, si se comprueba que violó el artículo 323, de la Ley de Tránsito, por manejar con la licencia de conducir vencida.

La noche del accidente, ocurrido cerca de la entrada de la urbanización Sabanera de Dorado, a Cacho González no se le practicó la prueba de aliento porque el investigador no tenía motivos fundados. En caso de que la conductora hubiese quedado inconsciente tras el impacto, la Ley de Tránsito les permite tomarle las muestras de sangre para el análisis correspondiente.