Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Archivo de expedientes de Centro Judicial de Bayamón sufrió daños por María

Por José A. Sánchez Fournier 10/13/2017 |04:22 p.m.
La judicatura aún no ha anunciado la fecha en la que esperan reabrir el centro judicial de Bayamón. ([email protected])  
El golpe del huracán y la intrusión de rateros inmediatamente después del fenómeno atmosférico, violentaron los documentos legales allí almacenados.

La destrucción causada por el huracán María en las facilidades del Centro Judicial de Bayamón dejó comprometida la integridad del archivo de expedientes ubicado en el primer nivel del edificio gubernamental. 


De acuerdo a abogados que ejercen en este complejo judicial, así como empleados de esa rama en Bayamón que platicaron con este medio, el golpe del huracán y la intrusión de rateros inmediatamente después del fenómeno atmosférico violentaron los documentos legales allí almacenados.

“El centro judicial (de Bayamón) reventó. Las puertas del frente las destruyó. Y el pasillo (a la cafetería) está lleno de escombros”, le dijo a este diario una empleada del lugar, que pidió no ser identificada por miedo a que tomaran represarías en su contra. “Nosotros estamos trabajando desde la semana pasada, pero no nos han dicho (cuándo abre el tribunal). No tenemos agua ni luz. La peste es horrible”.

La licenciada Lucille Borges Capó, quien fue abogada de Asistencia Legal en ese tribunal y que actualmente tiene su oficina de práctica privada frente al edificio, indicó que entre los empleados del centro y los abogados que allí practican se han diseminado fotos del interior del tribunal que muestran daño severo al primer piso, incluyendo áreas como los archivos, que sufrieron daño.

“Vi unas imágenes en la que (se observaba que) las ventanas todas se habían ido hacia el frente, creo que fue en el área civil”, relató la letrada. “Se rumoraba que las oficinas de los abogados también sufrieron daños. A los alguaciles los pusieron a vigilar en turnos diurnos y nocturnos para que no escalen el edificio.

El ex secretario del Departamento de Justicia, el licenciado Antonio Sagardía, también vio imágenes que ilustraban el daño causado por María en el interior del centro judicial.

“Yo vi fotos. Al otro día del huracán me las enseñaron. Se habían explotado los cristales de la secretaría. Si se explotaron los cristales del lobby y de la secretaría se tienen que haber afectado los archivos”, indicó el abogado. 

“Yo no sé si el tribunal tiene algún ‘backup’ (copia, en español) del archivo mediante algún sistema de computadora. Pero los tribunales funcionan con expedientes manuales, por escrito”, agregó Sagardía. “No sé qué estarán haciendo pero de que tienen que haber sufrido daños sí, porque la secretaría está en el lobby y el lobby se dañó”. 

Indudablemente, el ciclón que tocó tierra boricua el pasado 20 de septiembre causó daños mayores en el plantel de la judicatura ubicado en la carretera PR-2. Durante una visita al lugar el pasado miércoles, este medio pudo constatar que la cafetería en el primer nivel fue totalmente destruida. La pared de cristal que separaba la cafetería del exterior del edificio fue derribada por el viento y durante la visita de este diario ese flanco del edificio continuaba totalmente abierto. El suelo del comedor estaba cubierto por pedazos de vidrio. El pasillo que conecta la cafetería al vestíbulo del tribunal -donde ubican el archivo para casos criminales y el archivo para casos civiles- estaba repleto de escombros pero permitía acceso entrando por la derribada pared de cristal.

La entrada principal -con ventanas y puertas de cristal- también fue derribada por el ciclón, así como varias ventanas de los niveles superiores del edificio. 

El agua penetró los archivos, dijo la fuente, y causó daños a documentos allí guardados. El viento también revolcó documentos, posiblemente llevándose algunos papeles con sus vientos de hasta 155 millas por hora. Peor aún, luego del huracán, desconocidos entraron al edificio y vandalizaron la cafetería y se robaron los electrodomésticos que los empleados mantenían en el lugar. 

“Ellos (los rateros) se metieron al área de la secretaria civil se llevaron los microondas que tenían las secretarias allí y las cafeteras. Creo que hasta expedientes se llevaron”, indicó la empleada del centro.

La rama ejecutiva activo a varios empleados de ese plantel para comenzar la rehabilitación y cuantificar los daños, así como para investigar qué expedientes sufrieron daños y cuáles se extraviaron.

Según explicó Sagardía, el método de operación de los tribunales ordena la duplicidad de documentos, lo que debe ayudar a la recuperación de los archivos perdidos.

“Lo más que le preocupa a la gente es lo criminal y  en los casos criminales el expediente lo tiene el fiscal”, explicó el letrado.

La judicatura aún no ha anunciado la fecha en la que esperan reabrir el centro judicial de Bayamón. Para que esto suceda, dijo Sagardía, se necesitará de un esfuerzo no solo del tribunal y la rama judicial, sino de los abogados que allí postulan.

“No sé cómo lo van a hacer, pero ahora todo el mundo tiene que cooperar”, dijo el licenciado.

Regresa a la portada