Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Arrestan a dos y aún buscan a tres por masacre en pizzería

Por Maribel Hernández Pérez 01/10/2018 |09:57 a.m.
Las autoridades continúan en la búsqueda de José R. Jiménez Echevarría, de 40 años, alias Cuba, Luis Pastrana Benejam, alias Capestrano y Giovanny G. Rivera Suárez, alias Satanás. (Archivo)  
Faltan por capturar el líder del grupo, alias Cuba, y dos miembros apodados Satanás y Capestrano.

El cabecilla de la organización criminal que inició una guerra por el control del narcotráfico en los residenciales Las Gardenias y Virgilio Dávila en Bayamón acusado en ausencia por la masacre en una pizzería y otros dos asesinatos ocurridos en tres escenas por separadas el 23 de septiembre y el 20 de octubre del 2017, sigue prófugo de la justicia.


Anoche, agentes adscritos al Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Bayamón, capturaron a dos de los imputados por la triple matanza quienes fueron identificados como Kevin Rivera Ortiz, de 21 años, vecino de Toa Baja, contra quien pesaba una orden de arresto con una fianza de $8 millones y a Enoc Díaz Alicea, de 19 años, residente de la urbanización Santa Juanita en Bayamón, con fianza de $12 millones, confirmó el comandante Wilson Lebrón.

Las autoridades siguen buscando al líder del grupo, identificado como José R. Jiménez Echevarría, de 40 años, alias Cuba, quien en octubre pasado fue acusado junto a otros ocho miembros de su pandilla por 103 cargos de asesinato en primer grado, tentativa de asesinato e infracción a la Ley de Armas con una fianza total de $12 millones, por su presunta participación en el asesinato de Jonathan Ramírez Carire en la barriada Maestre en Bayamón y por la triple matanza frente al negocio El Palacio de la Pizza en Bayamón, ocurridos el 20 de octubre, con 19 horas de diferencia.

Por estos hechos, un juez del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, determinó causa para arresto y les señaló una fianza a todos de $78 millones.

De acuerdo con la investigación de las autoridades los crímenes que causaron una gran consternación en el país, Jiménez Echevarría a quien las autoridades le imputan el control de puntos de ventas de drogas en Guayama, Cupey y Caimito, comenzó ampliando su campo de acción en el residencial Las Gardenias y posteriormente al residencial Virgilio Dávila, lo que desató la oleada de crímenes.

La masacre por la que fue acusado ocurrió el 20 de octubre del 2017, a las 9:19 p.m. cuando los pistoleros pasaron en cinco vehículos frente a la marginal donde está ubicada la pizzería antes mencionada donde ejecutaron a Giovanny E. Berríos Rojas de 20 años, vecino del residencial Virgilio Dávila en Bayamón, mientras transitaba en una motora, quien poseía expediente criminal por violación a la Ley de Sustancias Controladas en el 2016.

Al momento de la balacera, los amigos José L. Dones Rosario, del barrio Santa Rosa III en Guaynabo y Miguel Ángel Torres Pantojas, ambos de 18 años de edad, salían de comprar comida en la pizzería y cuando se disponían a abordar la guagua Ford Expedition, color blanca, fueron alcanzados por las balas falleciendo en la escena.

La progenitora de Torres, que se encontraba en la guagua, identificada como Carol J. Pantojas Cortés, de 37 años, recibió heridas en las piernas y su nieto, que es sobrino del occiso, en el abdomen.

También una adolescente de 15 años, que se encontraba comiendo con su familia en la pizzería recibió una herida de bala en la pierna derecha.

Además del líder de la pandilla faltan por arrestar Luis Pastrana Benejam, alias Capestrano y Giovanny G. Rivera Suárez, alias Satanás. Anoche se intervino con el hermano de Capestrano quien tiene un gran parecido con el imputado.

Cualquier información que ayude a dar con su paradero será recibida a los teléfonos (787) 269-2030 (787) 269-2424 extensión 1610 y a la línea confidencial del Negociado de la Policía 343-2020. 

Regresa a la portada

Tags

masacreBayamón