Arrestan a trío que cometió robo en Barceloneta

09/03/2012 |04:12 p.m.
Los arrestados fueron identificados como Waldemar Matos Gómez, Edgar Muñoz Motta y Kendrick Morell Tores, de 22, 18 y 18 años, respectivamente. (Suministrada)  
Los arrestados fueron identificados como Waldemar Matos Gómez, Edgar Muñoz Motta y Kendrick Morell Tores, de 22, 18 y 18 años, respectivamente.

Tres individuos, todos vecinos de Toa Baja, fueron acusados ayer, domingo, de robo por hechos ocurridos el sábado en Barceloneta.

 Ese día, a las 11:40 a.m. según la Policía, tres jóvenes llegaron a la residencia de Juan Reyes Deida ubicada en la urbanización Villa Georgetti. Allí, Reyes Deida se encontraba con su hijo reparando un auto, cuando uno de los hombres, que estaba armado, le quitó una cadena de oro.

 Este incidente provocó una persecución que finalizó en el kilómetro 24.5 de la PR-22, jurisdicción de Dorado, donde se detuvo al trío a bordo de un auto. Al grupo se les ocupó un revólver cargado con cinco balas y el vehículo, una guagua van color blanca. Según la Policía en Arecibo, todos pertenecen a una pandilla que opera en Toa Baja y pueblos cercanos.

 Los arrestados fueron identificados como Waldemar Matos Gómez, Edgar Muñoz Motta y Kendrick Morell Tores, de 22, 18 y 18 años, respectivamente.

La juez Karen Álvarez determinó causa para su arresto por cargos de violación a la Ley de Armas y robo y les impuso fianzas de $175,000. Al no ser prestadas, los tres jóvenes fueron ingresados en la cárcel de Aguadilla.

 SIGUEN LOS ASALTOS

Este no fue el único robo reciente en Barceloneta. Hoy, lunes, a las 4:30 a.m., se reportó otro asalto en la panadería Marshall, ubicada en el barrio Garrochales.

 A esa hora, dos sujetos armados llegaron al negocio mientras una empleada se preparaba para abrir operaciones. El dúo la obligó a moverse a la caja fuerte, y cuando la mujer les indicó que no tenía la llave la golpearon con las manos en el hombro izquierdo y se marcharon con la caja y una computadora portátil.

 El dueño del negocio, Nail Elían Machal, indicó que en la caja había $3,000 en efectivo y un cheque de $500.

 La división de Robos del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Arecibo investiga.