Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Arrestan enfermero por 15 cargos de violación, agresión sexual y actos lascivos

08/30/2011 |10:54 a.m.
Contra Luis A. Morales Badilllo, de 40 años, pesan cargos por los delitos de violación, agresión sexual y actos lascivos. La fianza impuesta es de $7 millones. (Para Primera Hora/ Olimpo Ramos)  
Contra el acusado pesa una fianza global de $7.5 millones.

Aguadilla.  Buscaba madres solteras, las enamoraba y, luego, abusaba de sus hijas.

Ésa es la teoría de las autoridades estatales y federales, que creen  haber dado con uno de los depredadores que mayor acceso podría haber tenido a niñas de entre siete y 15 años, en la región oeste de la Isla.

Luis Morales Badillo, enfermero de profesión, ha sido descrito como una persona con  un gran poder de manipulación y facilidad para la palabra, y así, según se alega, logró casarse en cinco ocasiones y tuvo acceso a sus pequeñas víctimas.

Agentes de la Unidad de Delitos Sexuales y Agresión Sexual de la región de Aguadilla, del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) del Departamento de Justicia y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), lograron el arresto del individuo, de 40 años, luego de una investigación que le tomó unos dos años a las autoridades estatales y federales.

Morales Badillo enfrenta 15 cargos por los delitos  de violación, agresión sexual y actos lascivos. El juez Diómedes González Velázquez le impuso en ausencia una fianza de $7.5 millones.

En el ínterin, se diligenció una orden de allanamiento, ordenada por el magistrado federal Bruce McGiverin, en la residencia del individuo, en el sector Playuela de Aguadilla, por parte de agentes federales y estatales.

El agente Alek Pacheco, de la Unidad de Crímenes Cibernéticos de ICE, dijo que durante la intervención  se ocupó una serie de equipos electrónicos que serían analizados en el laboratorio forense de la agencia, ya que de la investigación se desprende que Morales Badillo utilizaba las redes sociales de la Internet para lograr acceso a potenciales víctimas.

Horas después, el individuo fue llevado ante el  juez González, quien ordenó su ingreso en la cárcel Guerrero de Aguadilla.

Patrón repetitivo

Según se desprende de la investigación del agente Denismar Lugo, de la Unidad de Delitos Sexuales y Agresión Sexual de Aguadilla,  por espacio de 15 años, Morales Badillo contrajo matrimonio con cinco mujeres, y sostuvo un patrón de agresión sexual contra las hijas de tres de ellas.

“Recibí instrucciones del fiscal Márquez que investigara el caso, que también tenía el compañero del NIE, Ángel Colón Rodríguez, de la Interpol, porque la parte de la pornografía la tiene él, (Colón Rodríguez) y las autoridades federales”, dijo el agente Lugo, quien realizó la investigación bajo la supervisión de la teniente Elizabeth Acevedo.

Lugo dijo a Primera Hora que la parte de las violaciones, las agresiones sexuales y los actos lascivos las investigó él por los pasados dos años, hasta que logró la evidencia requerida por el fiscal Márquez para la radicación de los cargos criminales.

“En las pasadas dos semanas, los testigos fueron llevados a la fiscalía para la toma de declaraciones juradas, porque a nivel estatal estamos hablando de unas cinco víctimas que, para la fecha de los hechos, entre 1995 al 2008, tenían entre los siete y 12 años de edad”, añadió el agente Lugo.

Por su parte, el agente Colón Rodríguez dijo que la parte de pornografía infantil estuvo preparada desde hace algún tiempo, pero se le dio conocimiento a ICE para que se uniera a la investigación.

“Cuando entendimos que podían haber víctimas reales, tuvimos que ir más allá y, por eso, nos tardamos más, porque tuvimos que ubicar a las víctimas y,  lista esa parte, ya también estaba lista la parte de delitos sexuales, y ahora actuamos en este acuerdo de colaboración entre las agencias estatales y federales”, dijo Colón Rodríguez.

Buscan a posibles víctimas

El agente Pacheco entiende que, en el ámbito cibernético, Morales Badillo pudo haber tenido acceso a un  número indeterminado de víctimas.

“Imagínense un enfermero graduado, (a) cuántos pacientes menores pudo haber tenido acceso en un día, y cuántas personas estuvieron bajo su cuidado... es algo que está bajo investigación en estos momentos”, expresó.

El acusado ha trabajado para los hospitales Buen Samaritano de Aguadilla, y  Bella Vista, de Mayagüez. 

Pacheco pidió la cooperación de la ciudadanía para que,  una vez identifiquen al presunto depredador sexual, se comuniquen con las autoridades estatales y federales, porque les interesa entrevistar a cualquier menor de edad al que Morales Badillo pudo haber tenido acceso, lo que ampliaría la investigación.

“Partiendo de que pudo haber comenzado esa conducta hace 10 a 15 años y que, además, tiene una cuenta en las redes sociales de Facebook, pudo haber tenido acceso a cientos de personas...”, añadió el agente.

Por lo regular, los depredadores sexuales amenazan o premian a sus víctimas para obtener su silencio, pero Pacheco no quiso entrar en detalles de lo que realmente hizo Morales Badillo para tener acceso sexual a las cinco niñas que lo denunciaron.

Según Pacheco, desde el 2003, cuando comenzó lo que se conoce como Operación Depredador a nivel de la nación norteamericana, se ha intervenido con unos 50 mil depredadores sexuales y, en el contexto de Puerto Rico, el número podría alcanzar los 80.

Confirman su historial de empleo

El director ejecutivo del hospital Bella Vista, Jesús Nieves, confirmó que Morales Badillo trabajó en esa institución médica por dos años.

“Trabajó en el Departamento de Enfermería en general, por dos años, pero del expediente se desprende que fue despedido en el 2008 porque se quedaba dormido y no hacía sus tareas”, dijo Nieves.

En el caso del director ejecutivo del hospital Buen Samaritano de Aguadilla, Elyonel  Pontón, éste confirmó que Morales Badillo también trabajó en esa institución, pero no pudo precisar si fue despedido o renunció.