Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Asesinan niña en Ciales porque "los confundieron"

Por Alex Figueroa Cancel 05/09/2016 |05:29 a.m.
Autoridades fueron alertados a través de una llamada al sistema de emergencias 911. (Archivo)  
"La persona (papá) no posee expediente criminal. Es una persona cooperadora, es bien conocido en la iglesia a donde va y, según los vecinos que hemos entrevistado, es un ciudadano querido en la comunidad", dijo un jefe policiaco.

Una niña de ocho años murió baleada en la noche de ayer, domingo, en hechos que son investigados por la Policía en Ciales.

El incidente se registró a eso de las 9:00 p.m., en la PR-633, comunidad Campamento del sector Grama, en Ciales.


Según la investigación preliminar, la niña y su padre fueron baleados cuando llegaban a su residencia.

"Todavía estamos investigando todos los ángulos, pero parece que los confundieron con otra persona. Él no tenía problemas con nadie", dijo a este medio el teniente Reinaldo Jiménez, jefe de la División de Homicidios del área policiaca de Arecibo.

De acuerdo con la información de los hechos, recopilada hasta el momento por los investigadores, al llegar a la casa en un auto Toyota Yaris, el padre de la niña, de 27 años, se bajó del vehículo para abrir el portón.

En ese momento, desde un vehículo en marcha que acercó, alguien les disparó, alcanzando al hombre con dos impactos y a la niña con un impacto de bala.

El inspector Jorge González, jefe del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Arecibo, relató a este diario que, en ese momento, el auto de las víctimas no pudo funcionar.

Se movieron a otro auto, en el que el padre de la niña pudo manejar hacia el hospital Dr. Center de Manatí. Por el camino, la madre, quien tiene dos meses de embarazo, intentó prestarle primeros auxilios a la menor. 

"La mamá trató de auxiliarla, porque es enfermera y en el hospital trataron de ayudarla, pero llegó sin vida", informó González.

Su padre fue estabilizado y luego llevado al Centro Médico de Río Piedras en condición de cuidado.

González y Jiménez indicaron que hasta el momento no tienen una descripción del vehículo, pues en ese momento había vecinos afuera y se trata de una calle rural con poca iluminación.

Los investigadores analizaron la escena hasta cerca de las 3:00 de la madrugada. Allí recuperaron seis casquillos de AKA-47.

"Es parte de la investigación que los hayan sido confundidos. La persona (papá de la niña) no posee expediente criminal. Es una persona cooperadora, es bien conocido en la iglesia a donde va y, según los vecinos que hemos entrevistado, es un ciudadano querido en la comunidad", dijo González.

"Esto es un vil asesinato. Individuos cegaron la vida de una niña que estaba comenzando a vivir. Uno se indigna con estas cosas", expresó González. "Pedimos a los ciudadanos la cooperación para esclarecimiento de este caso. No deben temer a señalar a los sospechosos de este caso para el esclarecimiento de este vil, asesinato de niña de 8 años".

El agente Marlon López, del Cuerpo de Investigación Criminal de Arecibo, y la fiscal Hazel Justison se hicieron cargo de la investigación.

Regresa a la portada

Tags

asesinatoCialescriminalidad