Asesino confeso de vendedora de seguros no presta fianza de $2 millones

10/31/2012 | 09:43 a.m.
Julio A. Rosario Morales confesó su crimen y condujo a los agentes investigadores hasta un paraje solitario en Bayamón donde lanzó su cadáver. (Archivo)  
La vista preliminar fue señalada para el 15 de noviembre.

El asesino confeso de la corredora de seguros Carmela Lymarie Rosado Rueda, de 34 años, a quien violó y apuñaló, el 23 de octubre, fue ingresado en prisión anoche, al no prestar una fianza de $2 millones, por cargos de asesinato en primer grado y violación e infracción a la Ley de Armas, que le señaló la jueza María Luz Rodríguez Cruz del Tribunal de Bayamón.

 El empleado de mantenimiento del Departamento de la Vivienda del municipio de Bayamón, Julio A. Rosario Morales, de 46 años, confesó a los investigadores ayer su crimen y condujo a los agentes hasta un paraje solitario en la carretera PR-816, del sector Montellanos en el barrio Nuevo en Bayamón, donde lanzó su cadáver.

 El martes pasado, Rosario Morales citó a la corredora de seguros a su residencia en la urbanización Sierra Linda, en Bayamón, para que lo orientara para adquirir sus servicios y fue allí donde la violó y asesinó. Luego de lanzar su cuerpo en un solar yermo abandó su auto en el estacionamiento del centro comercial El Cantón Mall.

No fue hasta el pasado viernes por la mañana, que una vecina de la desaparecida se le acercó a un policía municipal de Bayamón para indicarle que había observado el auto de Rosado Rueda -un Hyundai Génesis color negro, modelo del 2010, con la tablilla HSS-048- estacionado en el centro comercial.

Tras obtener los vídeos de las cámaras de seguridad del municipio las autoridades difundieron la foto a los medios de comunicación y el sospechoso fue identificado por varios de sus compañeros de trabajo.

Inicialmente el hombre indicó que la conocía, pero negó que cometiera el crimen e intentó justificar su ausencia a su trabajo el día de su desaparición. Posteriormente, al ser confrontado con la prueba de los investigadores, reveló el atroz crimen.

El asesino confeso, fue convicto en el año 1987 por violar a una mujer y cumplió una pena de 14 años, quedando libre en el 2001. Además, figuraba en la lista de ofensores sexuales.

Rosario Morales fue ingresado anoche en el Complejo Correccional de Bayamón.

La vista preliminar fue señalada para el 15 de noviembre.