A su última morada víctimas de accidente en El Prado

02/07/2013 | 10:39 a.m.
La comitiva fúnebre hará esta tarde un recorrido por la escuela Gaspar Vila Mayan, donde estudiaban algunos de los nenes que murieron. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
El funeral de las seis víctimas del accidente ocurrido frente al residencial El Prado inició esta mañana con una misa.

Con el lanzamiento de globos y la canción " Yo te extrañaré" (Tercer Cielo), dieron esta tarde cristiana sepultura a las víctimas de la Tragedia de El Prado.

La impotencia y frustración de no entender por qué ocurrió este terrible evento fue evidente en las palabras de dolor de los presentes, que despidieron a sus familiares en el cementerio municipal de San Juan.

"Ay, que desgracia Dios mío... ¿por qué, por qué perdí a mi familia? Mi hermana, mis sobrinos, mi amada madre... ¿por qué, por qué?", repetía una y otra vez Amalí Díaz García, hermana de la joven madre que pereció en la escena, junto a sus dos hijas menores, sus dos sobrinas y su abuela.

Mientras, Rafael Saldaña -el padre de dos de los niños fallecidos (Anthony y Génesis)-, agradeció las muestras de apoyo y solidaridad recibidas durante el amargo proceso.

"Dios sabe que di con todo mi corazón lo mejor de mí para mi Anthony y mi Génesis... ahora, vamos a entregárselos a Dios en sus manos", expresó compungido.

El funeral de las seis víctimas del inició esta mañana con una misa en la que se honró la memoria de los fallecidos y se exhortó a los presentes a valorar la vida.

La liturgia,  a cargo del sacerdote Joaquín Mayorga, conmovió a familiares que murieron en este desgraciado incidente, incluyendo a Jennifer García, madre de Génesis y Anthony Saldaña, dos de los niños fallecidos. Las otras personas que perdieron la vida fueron la bisabuela de los pequeños, Laura Vivas (73 años); Rayza Calderón ( 21 años); y las hijas de ésta, Amanda Calderón (8 meses) y Laura Montalvo (3 años).

Ahogada en llanto, la mujer - que llevaba una camisa con la frase "Respeto a la vida de los demás"- escuchó atenta las palabras de Padre Joaquín quien lamentó que ocurran " tantas muertes violentas" en el País.

 "Ojalá que esta tragedia nos envuelva no sólo en dolor, sino en solidaridad para que se detenga todo esto (crimen)", dijo el sacerdote que alentó a los parientes a tener fe de un reencuentro con sus seres queridos si confían en la resurrección. 

De otra parte, Carmen Berríos, líder comunitaria de El Prado, explicó que antes de llegar al cementerio municipal de la capital,  la comitiva fúnebre hará un recorrido por la escuela Gaspar Vila Mayan, donde estudiaban algunos de los nenes que murieron.