Autoridades federales someterán grandes casos antes de que termine el año

11/29/2012 |
Altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos aseguran que sus operativos no se han visto afectados por el problema generalizado de sobrepoblación. (Archivo)  
El Negociado Federal de Prisiones, el MDC tiene una capacidad para 1,200 reclusos, pero ahora la población ronda los 1,584.

Es un secreto a voces. En los pasillos se habla y comenta que no se pueden someter casos criminales en la esfera federal por una sencilla razón: no hay otra alma que quepa en el Centro Metropolitano de Detención de Guaynabo (MDC).

Altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos aseguran que sus operativos no se han visto afectados. Es “business as usual”, pero la concentración de investigaciones criminales en la esfera federal, ante nuevas iniciativas que encaminó el saliente gobernador Luis Fortuño y la directora de la Fiscalía Federal, Rosa Emilia Rodríguez, para acaparar más delitos de armas de fuego, han saturado el Tribunal de Estados Unidos en Hato Rey y el Viejo San Juan, y ha sobrepoblado la prisión federal.

Según datos provistos por el Negociado Federal de Prisiones, el MDC tiene una capacidad para 1,200 reclusos, pero ahora la población ronda los 1,584.

Aunque el problema de hacinamiento en Guaynabo refleja otro más serio, de sobrepoblación en todo el sistema carcelario federal en Estados Unidos, no es menos cierto que las autoridades federales han tenido que recurrir a medidas extremas, como el envío de prisioneros a EE.UU. de manera provisional y el amontonamiento de presos por unidades para lidiar con la situación.

Aun así, la fiscal Rodríguez negó que los trabajos de su oficina se han dejado en suspenso.

“Los casos se radican cuando están listos y nosotros seguimos haciendo nuestro trabajo como siempre”, indicó Rodríguez en una declaración preparada por su oficina.

Por su parte, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), que investiga casos de contrabando en la prisión, secundó las expresiones de Rodríguez al señalar que sus operativos no se han visto afectados.

“El FBI no detiene sus labores investigativas ni su presentación de casos ante la fiscalía por situaciones externas”, sostuvo la portavoz de la agencia, Maritza Conde.

La funcionaria también señaló que en el Centro Metropolitano de Detención de Guaynabo no ha aumentado el contrabando de celulares y droga, entre otros artículos prohibidos, aunque las autoridades carcelarias no pudieron proveer estadísticas para sustentar sus alegaciones. Cabe destacar que sí se ha reportado un aumento marcado en el contrabando por la falta de custodios.

“No hay una tendencia definida en cuanto al contrabando. Nosotros intervenimos cuando se identifica el caso”, negó la agente.

Foco cambia a delitos de cuello blanco

Aunque las autoridades intentarán cerrar el año con varios casos grandes que serán manejados por varias dependencias, salta a la vista que muchos de los últimas investigaciones guardan relación con delitos de cuello blanco de acusados a los que usualmente los magistrados federales les asignan fianzas.

Por ejemplo, a mediados de este mes, el Servicio de Rentas Internas dirigió un dispositivo de arresto contra 86 individuos acusados de depositar o intentar cambiar en efectivo cheques de reintegro de la agencia como parte de una trama en que mediaron planillas fraudulentas. Por su parte, Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le echó el guante a una veintena de individuos, remanentes de la desmembrada organización criminal del notorio capo “Junior Cápsula”.

Otras fuentes aseguran que los trabajos de los equipos compuestos por agentes federales y estatales también se han detenido debido a los problemas que confronta el MDC.

Confirman hacinamiento

En una declaración escrita, el Negociado Federal de Prisiones aseguró que el hacinamiento en la institución de Guaynabo evidencia la sobrepoblación de confinados en todo su sistema en EE.UU.

Uno de sus portavoces a nivel central puntualizó que su población actual sobrepasa su límite por un 38 por ciento.

“Al igual que otras agencias correccionales en la nación, el Negociado ha enfrentado hacinamiento, pero ha podido manejar este crecimiento mediante la implementación de prácticas gerenciales responsables” , sostuvo la agencia en una declaración escrita. Cabe destacar, sin embargo, que el Negociado refirió a las agencias de orden público la pregunta sobre la falta de operativos por el hacinamiento en la prisión.

Negó, además, que se estén colocando más de dos confinados por celda, como se ha alegado.

“Todas las agencias federales en Puerto Rico, incluyendo MDC Guaynabo, trabajan en equipo. La comunicación efectiva ha sido instrumental en el manejo de la población en la prisión”, sostuvo la agencia.