Bajo control incendio en fábrica de Aguas Buenas

10/01/2012 | 11:11 a.m.
El fuego ocurrió en un edificio, propiedad de la compañía INCO, que se dedica al ensamblaje y venta de muebles y equipo para oficinas (teresa.canino@gfrmedia.com)  
El siniestro ocurrió en un edificio, propiedad de la compañía INCO, que se dedica al ensamblaje y venta de muebles.

Aguas Buenas - Decenas de bomberos controlaron a media mañana de hoy, lunes, un enorme incendio que consumió durante varias horas las instalaciones de una fábrica en Aguas Buenas.

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Pedro Vázquez, informó que poco después de las 9:30 a.m. pudieron controlar el incendio, para el que se requirió la participación de bomberos de Aguas Buenas, Caguas, Cayey, San Juan y Gurabo.

El siniestro ocurrió en un edificio, propiedad de la compañía INCO, que se dedica al ensamblaje y venta de muebles y equipo para oficinas, desde su centro de operaciones en la carretera PR-794, en el sector Camino Verde, barrio Cagüitas, en Aguas Buenas.

Varias de las residencias más cercanas y un cuido de infantes tuvieron que ser desalojados por el fuerte olor y la nube de humo, que se podía ver desde varios municipios aledaños.

"Lo que quedan son algunas llamas pequeñas, que no son en parte de la estructura, sino en algunos materiales que están en el suelo", sostuvo Vázquez. "Lo que hacen es levantar mucho humo. Ahora lo que estamos es viendo la mejor manera para entrar a apagarlos, porque la estructura del techo sufrió mucho y tememos que pueda colapsar. Pero lo importante es que la situación ya está controlada".

Una vez el humo desaparezca, comenzarán la investigación para dar con el origen del siniestro. La investigación preliminar incluye el reporte de dos personas que fueron vistas en horas de la madrugada y que escaparon cuando llegó la Policía.

El teniente coronel Juan Cáceres, comandante de área de Caguas, dijo que los agentes pudieron anotar la tablilla del vehículo, que luego se pudo corroborar que aparece como hurtado. No obstante, Cáceres dijo que todavía es muy temprano para relacionar el incendio con los desconocidos que huyeron del lugar.

Vecinos indican que escucharon una primera alarma poco después de las cuatro de la mañana y luego vieron llegar a la Policía. Cerca de una hora después, escucharon de nuevo la alarma y entonces pudieron ver las llamas que comenzaron a asomar por el techo de la estructura.

El presidente de INCO, José Cimadevilla, explicó que el incendio comenzó en un área que tienen rentada a otra compañía, que se dedica a la venta de artículos para la pintura, pero rechazó versiones de las autoridades de que en el lugar hubiera pinturas y otros materiales flamables.

Poco a poco, las llamas pasaron al almacén de INCO, pues solamente los separaba una pared del edificio.

"Ahí el problema es que el material almacenado era madera y plástico y eso cogió fuego bien rápido", sostuvo Vázquez.

En esos instantes, algunos empleados entraron a la oficina para sacar documentos de valor y, unas dos horas después, las llamas ya se habían extendido por todo el edificio.

Héctor Torres, otro de los propietarios de la compañía, dijo que la compañía emplea unas 60 personas.

 "Ya identificamos unos lugares en Caguas, unos almacenes, donde vamos llevar la mercancía que vamos a recibir en estos días. Son unos 18 vagones que vienen de camino. Esto no nos va a detener", expresó Torres, ante la mirada de los empleados, algunos visiblemente afligidos.

Según el alcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo, los empleados serán atendidos mañana por personal del Departamento del Trabajo para ofrecerle asistencia con un programa que se dedica a atender este tipo de situación de emergencia.