¡Basta Ya! Una organización que lucha por la Paz

01/10/2013 |
La organización ¡Basta Ya! fue fundada por Luis G. Romero tras el asesinato de su hijo. Julián Romero fue asesinado el 19 de abril en el área del Condado.
La organización ¡Basta Ya! fue fundada por Luis G. Romero tras el asesinato de su hijo. Julián Romero fue asesinado el 19 de abril en el área del Condado. (Archivo)  

En números, el año 2012 fue menos violento, pero el nivel de violencia con el que se cometieron algunos crímenes fue atroz. Por eso, quizás muchos sentimos que las cosas estuvieron igual de malas o, mejor dicho, peor.

Luis G. Romero, fundador y presidente de la organización ¡Basta Ya!, entiende por qué existe este pensamiento entre la gran mayoría de la población. Reconoce que el miedo estuvo sembrado entre nosotros durante el 2012. Admite que hay quienes piensan que no hay nada que hacer.

Sin embargo, él es mucho más optimista. Para Romero, quien perdió a su hijo hace año y medio en medio de un asalto en el Condado, una transformación social es posible, siempre y cuando haya una unidad de pueblo y que el Gobierno asuma un rol habilitador.

Por eso, ya tiene trazado el plan de trabajo que ejecutará la organización para este año que recién comenzó.

“Esto de tú levantarte un día y decir: ‘Hoy es un buen día para un carjacking’, o levantarte y decir: ‘Es un buen día para un tumbe o de matar un bebé y meterlo en una nevera’... lo inhumano, lo barbárico está ahora en unos niveles amplificados... y eso nosotros, como pueblo, tenemos que repudiarlo”, sentenció al cuestionar cuál será el próximo nivel.

El empresario confía en que no tengamos que averiguarlo y mucho menos vivirlo, pero advirtió que, si cada cual trabaja de forma individual, es poco lo que se podrá cambiar. “Las agencias del Gobierno pueden hacer sus cosas, puedes llamar la Guardia Nacional, hacer lo que sea y no va a pasar nada”, sostuvo.

Su plan de trabajo está centrado, explicó a Primera Hora, en lograr la unidad entre el 80% de la población, la cual insiste en que existe. Ojo, Romero no se refiere a esa expresión de indignación que nos inunda a todos cuando somos testigos del asesinato de una víctima inocente, sino a la unión del pueblo.

El objetivo de ¡Basta Ya! es que para el 2014 se haya reducido en 50% los crímenes violentos y en un 75% para el 2018.

“El Gobierno necesita ese ente aglutinador, que es el pueblo, y es quien le va a dar la consistencia y continuidad al cambio, porque es a nivel de comunidad que se logra esto”, expresó.

“Hay veces que hay que morderse la lengua porque no porque tú tengas el poder tienes que ejercerlo... hay que buscar ese consenso”, añadió sobre la postura que indudablemente tendrá que asumir el Gobierno en diferentes frentes si de verdad desea la transformación.

El Estado, subrayó, tiene que asumir un rol de apoyo. Tiene que llegar a las comunidades a escuchar y no a imponer sin conocer las realidades sociales de dicho entorno. “Nosotros estamos diciendo que la mejor forma de resolver el problema de la criminalidad en Puerto Rico es ajustándonos a la necesidad de cada comunidad”, agregó.

Son imprescindibles, también, factores como la rehabilitación, la prevención y la intervención, pero no deben ser aplicados como funciones desligadas, sino haciéndole caso a la comunidad de cómo se debe hacer.

Otro factor que resulta medular es lograr la convicción y el cumplimiento de condena en los tribunales. Actualmente, dijo, a pesar de que la Policía conoce quién cometió el delito en la mayoría de los casos, solo en el 68% se halla causa para arresto, en un 29% causa probable y en apenas un 17% se determina la convicción.

“No puede ir para el próximo paso, que es causa para arresto, porque no tiene suficiente evidencia para hacerlo. Eso puede pasar porque la gente no quiere hablar, porque el policía metió la pata...”, mencionó.

El plan de trabajo incluye igualmente el establecimiento de las zonas ¡Basta Ya! a través de las comunidades, iniciativa en la que ya están trabajando. La idea es comenzar con entre 10 y 30 sectores para luego ir expandiendo.

Se trata de visitar el colectivo, escucharlo y explicar cuáles son esos proyectos disponibles para implementar y lograr el certificado zonas ¡Basta Ya!.

¿No se ha frustrado durante esta aventura de año y medio?

Sí, pero cuando veo los comentarios en la página de nosotros, esa es la gasolina que nos mantiene.