Buscan evidencia relacionada a persona desaparecida en Trujillo Alto

10/02/2012 | 04:51 p.m.
Las autoridades diligenciaron hoy, martes, tres órdenes de allanamiento en una residencia en el sector El Sartén en Trujillo Alto.

Las autoridades diligenciaron hoy, martes, tres órdenes de allanamiento en una residencia en el sector El Sartén en Trujillo Alto, en busca de evidencia relacionada a la desaparición de una persona, cuya identidad no ha sido ofrecida al momento por la Policía.

Durante los allanamientos se ocupó una guagua que fue llevada al cuartel de la Policía, para fines de la pesquisa.

Según la capitana Diana Crispín, directora del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina, las tres órdenes de allanamiento expedidas por la jueza Aleida Ramos Manso tenían como objetivo la guagua ocupada, la residencia y el terreno de la parte posterior de la vivienda, que conecta con un río.

El antropólogo Edwin Crespo se unió a la investigación temprano en la tarde. Al salir de la propiedad, Crespo se limitó a decir que estuvo evaluando el terreno y que su trabajo allí continuaría mañana.

Por su parte, Crispín indicó que las autoridades se encuentran gestionando una maquinaria para facilitar las labores del antropólogo. Sin embargo, no respondió si se iniciaría una excavación en el lugar.

Las autoridad iniciaron esta operación tras recibir confidencias en el Sistema de Emergencias 9-1-1 y en el Retén del CIC de Carolina.

Pese a que no se ofreció la identidad de la persona desaparecida, hace meses, las autoridades buscan en el área de Carolina y Trujillo Alto a Javier Hernández Rivera, de 22 años.

Poco antes de reportarse su desaparición, Hernández Rivera, empleado de una tienda WIC en Trujillo Alto, compartía con su pareja en su hogar, en la urbanización Metrópolis de Carolina, cuando ella le dijo que un amigo venía a visitarlo.

 Alguien lo llamó y él salió sin celular, sin billetera, en pantalones cortos y sin camisa. Desde ese día no tienen noticias de él.

En mayo pasado, las autoridad buscaron infructuosamente al joven en una finca del sector Yeyo de Trujillo Alto.