Caso mucama: ¿Dónde está el administrador?

10/24/2012 |
Hasta la fecha, la mucama Aida de los Santos Pineda es la única imputada por el crimen de Georgina Ortiz Ortiz. (Archivo)  
Encargado del edificio Laguna Terrace ha salido a relucir, pero no figura en la lista de testigos.

Una de las primeras personas que vio el cuerpo de Georgina Ortiz Ortiz inerte en el piso de su casa, como la dejaron sus asesinos, fue Julián Casero, el administrador del Condominio Laguna Terrace.

El hombre llegó a la escena del crimen, incluso, antes de que la Policía.

El lunes, su nombre salió a relucir en la vista preliminar contra Aida de los Santos Pineda, la mucama de Ortiz, quien hasta la fecha es la única imputada del crimen.

También lo mencionó hace varias semanas el hijo de la víctima, José Palau, en una entrevista con este diario, en la que relató que Casero estaba sentado tranquilamente tomándose un refresco en la sala del apartamento de Ortiz cuando una de las sobrinas de doña Gini, como también se le conocía, llegó al lugar de los hechos.

¿Por qué, entonces, Casero no figura como uno de los testigos del Ministerio Público? ¿No tendría datos que aportar? ¿No habría visto algo extraño o inusual ese 17 de agosto de 2010? ¿No podría describir la escena que encontró antes que llegaran las autoridades?

Una revisión de la lista de testigos que obra en el expediente del caso confirma que Casero no figura en ella.

El lunes, el entrenador personal de Ortiz, Iván Marrero, reveló que “doña Gina” siempre se quejaba de que la puerta de su apartamento se quedaba sin seguro y que Casero siempre entraba sin tocar.

“Siempre (que iba al apartamento) era para preguntar por don Carlos (Irizarry Yunqué)”, esposo de la víctima y ex juez del Tribunal Supremo.

La ausencia del administrador en esta etapa del proceso judicial contrasta con los que sí fueron citados a declarar –además del entrenador personal– tales como: un fumigador que apenas estuvo entre 15 y 20 minutos dentro del apartamento de la víctima ese día en horas de la mañana, y el empleado de mantenimiento del inmueble que pasó por el pasillo para recoger la basura entre 2:20 y 2:30 de esa tarde.

También declararon la nieta de la mucama, Katherine Romero Encarnación, quien vio a su abuela fuera del edificio cerca de las 3:00 de la tarde cuando la fue a buscar junto a la esposa del nieto de la mucama, Marangelí Merced Negrón, quien manejaba el auto.

Irizarry Yunqué tampoco está citado como testigo, aunque fue quien encontró el cadáver de su esposa.

Múltiples mensajes dejados ayer en la oficina de Francisco Rebollo, abogado de Irizarry Yunqué, no fueron respondidos.

El fiscal general Obdulio Meléndez dijo en entrevista telefónica con Primera Hora que “el hecho de que no estén no significa que categóricamente no vayan a estar, no es que 100% no podrían estar en un futuro. Ya sobre la marcha la fiscal decidirá” si los llama, lo que puede hacer mediante mociones, o –en caso de que se determine causa para juicio contra la mucama– los puede incluir en el pliego acusatorio.

La vista preliminar contra De los Santos continúa mañana, jueves.