Causa para juicio contra bicimensajero Ángel González

02/21/2013 |03:41 p.m.
El joven estudiante de arquitectura de la Universidad Politécnica y empleado de la compañía Ecomensajería llegó esta tarde al Tribunal de San Juan escoltado por unos 40 ciclistas que le mostraron su apoyo. (xavier.araujo@gfrmedi.com)  
Ángel González fue arrestado la semana pasada por presuntamente no tener un pito y utilizar un carril indebido para bicicletas.

El bicimensajero Ángel González tendrá que enfrentar juicio por los cargos de alteración a la paz y resistencia al arresto, según determinó la jueza Lady Buono de Jesús de la Sala de Investigaciones del Tribunal de San Juan.

El joven fue arrestado la semana pasada por transitar en el carril izquierdo en contra de la disposición de la Ley 22 de Tránsito y por no tener un dispositivo de alarma como un pito o un timbre.

A la salida del tribunal el agente José A. Montalvo, de autopista Buchanan y quien realizó el arresto, manifestó estar conforme con la determinación de la jueza.

Según Montalvo,  González no fue honesto al contar su versión de los hechos, e inclusive, aseguró que el joven intentó manipular la opinión pública al ir a la prensa a denunciar su arresto.

Montalvo puntualizó que la radicación de los cargos no se debió a las violaciones a la Ley 22, sino a que González le violentó su paz al proferirle palabras “ofensivas, hirientes y humillantes”.

¿Qué le dijo?

“Mamabi...”, contestó Montalvo.

El agente también aseguró que la detención se dio dentro de los marcos de la ley y que si lanzó a González al suelo fue porque el joven se resistió al arresto.

“Le di comandos verbales, lo señalé y él se fue a la huida. Cuando lo alcanzo con la patrulla el trató de brincar la acera, ahí yo lo agarro, él maniobra y me dice ‘suéltame cabrón’”, relató Montalvo.

“Seguí el protocolo que dice que puedo ponerlo en el piso para ponerlo bajo arresto cuando alguien se está resistiendo. Incluso cuando yo lo puse en el piso el tenso sus músculos para evitar ser arrestado”, continuó.

Por su parte, el licenciado Luis Santiago, abogado de González, aunque dijo estar inconforme con la determinación de causa, se mostró confiado en que prevalecerán en la etapa de juicio.

“Estamos tranquilos y estamos seguros de que se va a caer. Es una pena que se mueva la maquinaria del Estado para una situación como esta”, dijo Santiago.  

El argumento principal de la defensa es que para alterarle la paz a un oficial de la uniformada se necesita mucho más que una palabra soez.

“Por varias razones el stándar para alterarle la paz a un policía es mucho más que la de un ciudadano común. Entendemos que a través de ese mecanismo vamos a perseverar”, puntualizó el licenciado.


Santiago insistió en que la detención de González fue errónea desde el primer momento ya que el joven ciclista, estudiante de arquitectura de la Universidad Politécnica y empleado de la compañía Ecomensajería,  rodaba por el carril izquierdo preservando su seguridad debido a lo complicado de la intersección. 

Mientras, González dijo sentirse “tranquilo”.

“Estoy tranquilo. Iba preparado porque sabía que cualquier cosa podía suceder. Me sorprendió un poco la determinación, pero realmente lo más que me sorprendió fue el argumento  del policía a mi apreciación incorrecto de lo que sucedió el día del arresto”, expresó González.

El juicio fue pautado para 7 de marzo a las 8:30 a.m. en la sala 1102.

De ser encontrado culpable González se expone a una pena de hasta seis meses de cárcel y/o una multa de $500, a disposición del tribunal.

González llegó al tribunal en su bicicleta y escoltado por unos 40 ciclistas.   

Tags

Ángel González