Chofer de Uber les salió bravo

Por Maribel Hernández Pérez 11/28/2016 |09:00 a.m.
Continúa la lucha de los taxistas por el traslado de pasajeros, y esto cada vez se pone peor.
El policía retirado, José Perelló, en la foto con un arma en la cintura, dijo que es injusto que un pasajero solicite un servicio y sea amenazado. (Captura/Facebook)  

“Estoy claro que no hice nada ilegal, yo lo que hice fue defenderme y no dejar que dañaran mi propiedad porque ese fue mi medio de ganarme el dinero”. 

Así lo sentenció José Perelló, un policía retirado que trabaja como chofer de la empresa multinacional Uber, quien enfrentó a un grupo de taxistas que intentó utilizar la violencia este sábado para impedir que recogiera a unos turistas en la marginal detrás del Hotel Courtyard Marriott en Miramar. 

El incidente, que fue compartido por cientos de personas a través de las redes sociales, provocó que la ciudadanía se volcara en muestras de apoyo a Perelló, quien logró su objetivo de transportar a los turistas a pesar de las amenazas e improperios de los que fueron blanco él y sus pasajeros. 

“Cuando voy de camino a recogerlos, el turista (que solicitó el servicio) me llama y me indica que se tiene que mover de la locación que solicitó en Uber porque había un grupo de taxistas que lo estaba persiguiendo”, empezó narrando el chofer.  

“Tomaron la calle del lado del hotel hacia abajo y veo cuando él viene caminando y, detrás de él, vienen los taxistas; le digo que si se paraba en la otra esquina no iba a haber problema, que lo podía recoger ahí”, recordó Perelló. 

En ese momento, destacó, se acercó un individuo que identificó como taxista gritándoles palabras soeces y, cuando se dispuso a abrir la compuerta del baúl para poner las maletas, se la cerró con fuerza. 

“Ahí es que se ve en el vídeo cuando le digo: ‘tócame la guagua y vas a ver quién yo soy’. Ahí busco la macana que yo tengo, porque cuando ve que me pongo guapo también empieza a llamar a los demás taxistas y bajan como 5 a 6 y se empiezan a parar en la avenida”, detalló el ex policía retirado hace cuatro años. 

Sobre la imagen en la que se observa a Perelló mostrando su arma para la cual indicó que posee licencia, explicó que cuando él soltó un palo que tomó para defenderse, la camisa se le levantó y se le vio la pistola en su cintura. 

“Él se da cuenta y comienza a inquirirme de que estoy armado. Obviamente, como ya hay un incidente, pues sí le voy a notificar de que estoy armado para que haya una precaución para mi protección y obviamente, policía al fin, pero retirado, eso fue lo que me enseñaron pues tengo que defender mi propiedad y mis pasajeros. Le hago la salvedad de que estoy armado y él me solicita que se la muestre; entiendo que no tiene ningún tipo de intimidación y se la muestro”, justificó en entrevista con este medio.


Perelló, que ya lleva mil viajes con Uber y el traslado de más de 300 pasajeros, tiene la calificación de 5 estrellas en la aplicación y reveló que solamente ha vivido dos incidentes de violencia en su trayectoria de trabajo con la compañía, aunque  en esta ocasión, confesó, la situación fue la más violenta.  

Mientras tanto, el chofer grabó a los turistas denunciando el incidente. 

“Tuvimos una mala experiencia con los taxistas locales cuando nos dijeron que no podíamos usar el servicio de Uber cerca del hotel... No fue una buena experiencia y no da una buena impresión de los taxistas, nunca más utilizaré los servicios de taxis”, expresó el pasajero que no se identificó.

Se repite la historia 

Elliot Angueira, quien difundió a través de su cuenta de Facebook el vídeo del incidente, indicó que no solo ha sido testigo de la violencia con la que son tratados por los taxistas, sino que, para el mes de junio, cuando era pasajero de Uber fue atacado frente al Hotel Intercontinental de Isla Verde. 

En ese momento se encontraba con su esposa, su hija de seis meses de nacida y dos amigas. 

“Empezaron a agredirnos, yo fui el que recibí todos los cantazos, mi esposa entró con el coche al hotel y las amigas trataron de defenderme, uno me metió con un reloj en la cabeza y me hizo un chichón y un raspón”, señaló Angueira. 

 

A pesar de que radicó querellas en la Policía y en la Compañía de Turismo las mismas quedaron en suspenso. 

Posteriormente, Angueira decidió integrarse al grupo de choferes de Uber y, en horas de la noche fuera de las áreas turísticas, reveló que han ocurrido más incidentes de los que son documentados a través de las redes sociales ya que les lanzan huevos, piedras, les vandalizan los vehículos y hasta han sido amenazados por enmascarados armados.

 
Taxistas golpean carro de Uber

Intentaban bloquear su paso.

Policía toma medidas 

De su lado, el superintendente de la Policía, José L. Caldero López, dijo que han incrementado la vigilancia en el aeropuerto y los hoteles para intentar evitar incidentes de violencia, aunque reconoció que en numerosas ocasiones no se radican querellas. 

 “Nosotros impartimos instrucciones para que en los aeropuertos y hoteles se aumente la vigilancia preventiva con personal de las unidades turísticas para que las patrullas estén pendientes y entren al área donde están los taxistas para evitar más incidentes. Pero muchos de estos incidentes no se están reportando”, aseveró Caldero.

 
Enfrentamientos entre taxistas y chofer de Uber

Han sido varios los casos que se han reportado.



Regresa a la portada