Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Color de hormiga brava el retiro "obligatorio" de varios agentes

Por Femmy Irizarry Álvarez 06/17/2017 |08:56 p.m.
El líder del sindicato pide que se agote el tiempo de enfermedad y vacaciones para así ganar tiempo y que se enmiende la ley que los obliga a retirarse. (Archivo)  
Mientras la Superintendenta se mantiene firme en que el retiro es a los 60 años, el presidente del sindicato asegura que irá a los tribunales

La superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, dijo que ella no puede violentar la ley que establece el retiro de un policía cuando llega a los 60 años.

El pasado jueves, un grupo de agentes fue citado al Cuartel General de la Policía en Hato Rey donde le quitaron sus armas y firmaron los documentos para el retiro.

Así lo confirmó el presidente del Sindicatos de Policías de Puerto Rico, Ismael Rivera Román, que reiteró que fueron obligados a firmar, además de ser “maltratados y humillados”.

Rivera adelantó que acudirán a los tribunales.

“Nosotros estaremos acudiendo entre lunes y martes al tribunal con un injuction, solicitando que se le honre el derecho que ellos tienen (34 agentes; el sindicato representa 29) de agotar sus licencias acumuladas (90 días de enfermedad y 60 de vacaciones),  según lo establece la Ley 26 firmada por el gobernador (Ricardo Rosselló)”, sostuvo.

Lo que buscan es que en ese tiempo “el gobernador evalúe y convierta en ley el P. del S. 404, aprobado en Cámara y Senado -tanto por mayoría, minoría e independientes-  y que deje sin efecto las disposiciones de la Ley 3 del 2013”, que es la que los obliga al retiro.

El líder sindical explicó que el proyecto de la autoría del senador Abel Nazario les permitirá a los que tienen 58 años de edad o más, y al menos 30 de servicio, retirarse con el 75% de pensión, mientras que ahora se van con entre el 42% y el 44% del sueldo, sin seguro social y sin ningún tipo de beneficio y derecho”.

Sobre si los cambios le aplicarían al grupo que él representa, aseguró que “si paralizamos el procedimiento del retiro de ellos, obviamente el retiro no estaría vigente para ellos hasta que un tribunal pueda decidir… Si en ese lapso de tiempo el gobernador firma, pues entonces ellos estarían incluídos dentro de la legislación”, aseguró.

Reconoció que para efecto de ley ya los agentes están retirados “hasta que un tribunal ordene que se paralice ese proceso…”.

Sin embargo, la superindente dijo que las cosas no son así.

“Cuando entré en la Policía encontré un sinnúmero de policías que estaban en violación de la Ley de Retiro. En la Policía de Puerto Rico los policías son considerados alto riesgo. Ellos, a los 58 años de edad, 30 de servicio, pueden pedir una dispensa hasta los 60 años. Después de los 60 años no hay dispensa; por la Ley de Retiro usted se tiene que retirar”, explicó.

Jenny López, directora de Nombramiento y Cambio de la Policía de Puerto Rico, había dicho a este diario que los agentes de ese grupo que fueron retirados y que aún no han cumplido los 60 años, “tenían que solicitar una dispensa antes de cumplir 58; el que no lo hizo perdió la oportunidad que otorga la ley”,

Hernández de Fraley reiteró que los que firmaron el jueves “eran policías que tenían más de 60 años. O sea, cómo se quedaron en la Policía de Puerto Rico, eso le tiene que preguntar a la otra administración”.

Argumentó que ellos se iban en febrero, pero en coordinación con la Fortaleza se les “extendió hasta el 30 de abril, después al 31 de mayo y ahora el 15 de junio”.

La superintendente aclaró que hay otro grupo de agentes que están en esa etapa, de 58 a 60. Que aunque no pidieron dispensa, como dice el reglamento, ella les dio la oportunidad a que la pidan “basada en unos criterios que se publicaron. Estoy esperando a que me tiren la dispensa y aquellos que pidan la dispensa y puedan cumplir con los criterios pues se le da una dispensa hasta los 60 años”.

Rivera Román insistió en que la superintendente sí puede hacer algo y criticó el que esté “empesinada en oídos sordos. No quiere ver la realidad”.

“Ella lo único que tiene que hacer es llamar a la Oficina de Nombramientos y Cambios en el Cuartel General y decirle a la directora, ‘mira, ese grupo de policías mándelo a agotar sus licencias, que se queden en sus casas, entretanto el proyecto se aprueba”.

Pero, en cuanto al proyecto 404, Hernández de Fraley dijo que este no le aplica porque ellos están en edad de retiro. “Este proyecto de ley es para los policías, específicos a los de la Ley 447, que pueden entrar en retiro a los 30 años de servicio, 55 años de edad”.

Respecto a que el grupo de agentes acuda al tribunal, la jefa de la Uniformada dijo que “ellos pueden ir al tribunal; la pelea no es conmigo la pelea es con la Ley de Retiro. Si usted tiene 62 años y la ley dice que usted se tiene que retirar a los 60, mi pregunta a usted es, ¿qué autoridad yo tengo sobre la ley? Como superintendente ¿yo tengo la autoridad de irme sobre la ley? No, yo no puedo. Una persona de 62 años no me puede pedir a mi quedarse porque yo no tengo esa autoridad, estaría quebrando la ley diciendo, ‘si quédate’”, sentenció.

Regresa a la portada