Conmemorarán primer año de la tragedia en El Prado

Por Libni Sanjurjo / lsanjurjo@primerahora.com 01/19/2014 |
Luego de los trágicos eventos, el alumbrado en el área “ha mejorado”, aunque “últimamente está fundido”. Además, se iniciaron las gestiones para construir un puente peatonal en la zona. (jorge.ramirez@gfrmedia.com)  
La comunidad recordará los momentos alegres con los seis fallecidos.

Mientras la comunidad del residencial El Prado, en Río Piedras, ve cómo se alarga la espera por la lectura de sentencia contra Jonathan Soto Bonilla por la trágica muerte de seis de sus vecinos, por ahora se prepara para conmemorar el 1 de febrero el primer año del terrible suceso.

La sentencia estaba programada para ayer viernes, pero no se emitió porque el informe del técnico sociopenal sobre el historial del convicto fue presentado durante la mañana al tribunal.

“Tendremos que esperar una nueva fecha y esperemos que le den la pena máxima que se requiere en este caso. Esperemos que le den más de 50 años”, dijo la líder comunitaria Carmen Berríos.

“Nosotros esperábamos que ya se cerrara este capítulo, por lo menos...”, añadió.

Soto Bonilla, alias 787, fue encontrado culpable de conducir a exceso de velocidad de forma negligente y temeraria, más provocar el choque que causó la muerte de cuatro niños y dos adultos.

El juez superior Harry Massanet aplazó el acto de sentencia para el 7 de febrero, seis días después del trágico aniversario. El convicto de 21 años de edad podría enfrentar una pena de entre ocho y 60 años de cárcel.

 
Reaccionan a posposición de sentencia contra “787”

Vecino del residencial el Prado reaccionan hoy al aplazamiento de la sentencia de Jonathan Soto Bonilla, alias “787”, convicto de manejar de forma temeraria y ocasionar las muertes de cuatro niños y dos adultos.


A recordarlos

Berríos informó que la comunidad celebrará una vigilia ecuménica a las 6:00 p.m. del 1 de febrero para “recordar cómo eran ellos vivos, porque no vamos a seguir volviendo otra vez a la tristeza de cómo murieron, no, va a ser un día de cómo eran ellos cuando estaban vivos”.

Indicó que la comunidad sigue afectada por la pérdida, ya de una manera menos intensa, pero aun así han “podido salir adelante después de la tragedia”.

Nydia Bauzá colaboró en esta historia.