Conmovedora renuncia a la Policía en busca de un mejor futuro

Por Maribel Hernández Pérez 02/07/2018 |12:04 p.m.
De los 12 años como agente, Márquez Cabán ha sido seleccionada 7 veces como agente del año, pero no podrá recoger su premio en dos semanas porque estará trabajando como guardia de seguridad en Florida. (video suministrado)  
Narró llorosa a Primera Hora que el pobre incentivo del retiro y la falta de beneficios laborales la obligaron a irse a trabajar en sur de la Florida.

“Es un sueño que estoy dejando”.

Dedicó una parte de su vida a trabajar con pasión y vocación para la Policía de Puerto Rico, hizo sacrificios para mantenerse laborando aun cuando devengaba un salario por debajo de las guías, pero luego de 12 años, con un profundo dolor en el alma, renunció a su sueño ante la pesadilla económica que viven miles de agentes.

 
Policía renuncia aunque ama su profesión

Compañeros graban el conmovedor momento para denunciar lo que está ocurriendo en la Policía de Puerto Rico.


La agente Jennifer Márquez Cabán, adscrita a la Unidad Marítima de Añasco, del Negociado de Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA), expresó conmovida cómo intentó resistir para mantenerse laborando en la profesión que amaba a pesar de que le adeudaban un ajuste salarial de $275 mensuales, los cuales se traducen en un pago menor de la partida de horas extra.

La imagen de la agente difundida a través de las redes sociales fue captada ayer, martes, en un vídeo por un compañero de trabajo mientras firmaba ahogada en llanto el Libro de Entradas y Salidas por última vez, en la que detalla los días que tendrá que agotar de sus licencias acumuladas hasta que sea efectiva su renuncia en marzo del 2019.

La razón principal para su dimisión, contó la agente de 33 años, fue el bajo incentivo que representa el pago de solo un 42 por ciento de su salario devengado al cumplir sus 62 años, lo que pinta un panorama funesto para su futuro y el de su familia junto a su esposa y sus dos hijas de crianza de 8 y 13 años.

“El retiro. Nos siguen quitando beneficios, tenemos que trabajar 40 años de servicio, que es imposible trabajar 40 años de servicio para hacer un trabajo bien, tendré que jubilarme a los 62 años y sin un buen retiro que se me va a acabar súper pronto porque yo espero vivir muchos años más. No estoy cobrando el sueldo que se supone todavía no me han ajustado el sueldo a $275 más, no han pagado las horas extra. Todo lo que uno necesite para el trabajo uno lo tiene que comprar”, sostuvo en tono compungido en entrevista con Primera Hora.

La renunciante, agregó que todavía le adeudan dinero de horas extras trabajadas durante la emergencia del huracán Irma, aunque ya le pagaron 60 horas del período post María. 

“La agencia exige demasiado, pero tampoco uno ve que nos da…puse la renuncia y me voy para los Estados Unidos para buscar un mejor futuro, mejores beneficios y pues luchas para tener seguro social y todo eso”, detalló.

De los 12 años como agentes en siete ocasiones ha sido seleccionada como agente del año por su desempeño profesional, el más reciente este año, galardón que no podrá recoger durante la Semana de la Policía se llevará a cabo del 18 al 24 de febrero porque viajará al sur de la Florida a trabajar para una agencia de seguridad privada.

Su partida representa grandes sacrificios porque también tendrá que separarse de su familia mientras se estabiliza económicamente.

Márquez Cabán, que pertenecía a la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS) por sus siglas en inglés, cree que la representación de los gremios no es efectiva en su lucha para conseguir mejores beneficios y condiciones de trabajo.

“Si ellos nos estuviesen representándonos correctamente, como se supone, nosotros hubiésemos ya logrado varios beneficios, no es lo mismo que ellos dicen luchas por nosotros bajo puertas cerradas, pero nosotros no sabemos lo que ellos están haciendo, luchan, pero nosotros no vemos los resultados”, puntualizó la agente, que también laboró en la Unidad Montada. 

Según estadísticas de la Policía, año pasado 649 oficiales renunciaron a la agencia, se acogieron al retiro o han abandonado su trabajo por otras causas. 

Regresa a la portada

Tags

policía