Con pronósticos reservados niño atropellado y mujer quemada

Por Sara Del Valle Hernández 02/01/2014 | 06:27 p.m.
Juan Echevarría Rodríguez fue arrollado ayer, en Camuy, e Ivonne Hernández sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo anoche, cuando intentó suicidarse prendiéndose en fuego.
El término de pronóstico reservado se utiliza cuando se desconoce cómo evolucionará una enfermedad y que dicha evolución dependerá de la reacción que tenga el paciente a los medicamentos o tratamientos empleados. (Archivo)  

El director de servicios médicos de la Administración de Servicios Médicos (ASEM), el doctor Israel Ayala, describió como reservado el pronóstico de salud del niño atropellado en Camuy así como el de una anciana que intentó inmolarse en Santuce.

Juan Echevarría Rodríguez, de cinco años, fue arrollado ayer, en Camuy, por David Matos Vélez, de 46 años, quien supuestamente hizo un viraje a la derecha sin tomar las precauciones de rigor e impactó al menor.

Ivonne Hernández, de 70 años, sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo anoche, cuando intentó suicidarse prendiéndose en fuego en el interior de su residencia de Barrio Obrero, en Santurce.

"El niño fue evaluado y tratado por emergenciólogos y cirujanos de la Unidad de Estabilizadora del Centro Médico. En horas de la tarde de hoy va a ser trasladado a la unidad de intensivo del Hospital Pediátrico. Su pronóstico es reservado", explicó Ayala.

"En el caso de Hernández, sólo puedo decir que sigue en la Unidad Estabilizadora de la sala de emergencias de Centro Médico y que su caso ha sido manejado por cirujanos del Hospital de Trauma. Su pronóstico también es reservado", agregó el médico.

El término de pronóstico reservado se utiliza cuando se desconoce cómo evolucionará una enfermedad y que dicha evolución dependerá de la reacción que tenga el paciente a los medicamentos o tratamientos empleados.

Tags

fuegoancianaatropellado