Creen que la hija de Mexicano fue secuestrada

10/02/2012 | 03:45 p.m.
La joven de 21 años mide 5’8” de estatura y pesa unas 170 libras. (Suministrada)  
Noemí Aguirre, madre de la joven que permanece desaparecida desde el pasado 21 de septiembre, dice estar viviendo días de mucha angustia.

Cree que la hija de Mexicano fue secuestrada.

Noemí Aguirre, madre de la joven que permanece  desaparecida desde el pasado 21 de septiembre, dice estar viviendo días de mucha angustia.

Entre lágrimas, la mujer relató que no cree que la joven se haya escapado y mucho menos días antes de su cumpleaños, “a ella se la llevaron, ella no está escapada”, expresó la madre de la mayor de cinco  hijos que tiene el rapero Israel Perales Ortiz, conocido en el ambiente musical como Mexicano.

La mujer, sin embargo, admitió que una sobrina le indicó que había visto a la joven “golpeada y drogada” cerca de la escuela elemental Juan Martin, en Luquillo. Añadió que a Edith “la estaban golpeando y que un muchacho la haló por el brazo y se la llevó en un carro”.

Según narró Aguirre, Edith salió a compartir el pasado 21 de septiembre con unas amistades y desde entonces no se sabe dónde está. 

Para justificar su creencia de que la joven fue secuestrada, Noemí argumentó, que su hija le estaba planificando junto a su “papá” su cumpleaños. “Ahí está el regalito que ella me envolvió con su papá, que quede claro que su papá es José Rivera Lebrón, mi esposo, no importa que genéticamente sea del rapero este (Mexicano)”, agregó la angustiada mujer.

El cantante “no se ha preocupado por la desaparición de Edith y nunca ha estado ahí para ella”, indicó convencida la mujer. 

Sobre la pesquisa Noemí dijo que la Policía tiene una sospecha de quien podría tener a su hija pero que tiene “que estar metía todos los días en las oficinas preguntando…supuestamente hoy repartieron la foto de la nena por todo los cuarteles”.

“Mi hija te amamos,  te extrañamos no importa como estés o en el  problema que te encuentres,  estamos aquí para ti, llega a casa. Tu papá y yo te estamos esperando con los brazos abiertos”, concluyó.

La joven de 21 años mide 5’8” de estatura y pesa unas 170 libras. Además, tiene una pantalla encima del labio y el día que desapareció vestía una blusa negra y un pantalón corto rosa.