Cuatro testigos no fueron interrogados en el juicio contra Aida de los Santos

Por Istra Pacheco 06/19/2013 |01:28 p.m.
El juicio continúa en horas de la tarde. (Archivo)  
Uno de ellos fue, Janet Betancourt, quien tomó fotos de De los Santos, horas después del crimen.

Tras reunirse durante casi una hora con la jueza Eloína Cancel Torres a puerta cerrada, las partes en el caso contra Aida de los Santos Pineda se dedicaron a adelantar testigos cuya aportación era mínima al caso.

No se informó lo discutido durante todo ese tiempo en cámara.

Los testigos que pudieron marcharse sin someterse a interrogatorio fueron cuatro en total.

Uno de ellos fue, Janet Betancourt, quien tomó fotos de De los Santos, ahora acusada de asesinar a su jefa Georgina Ortiz Ortiz esposa del exjuez del Tribunal Supremo Carlos Irizarry Yunqué, horas después del crimen.

Betancourt quien trabaja en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) también retrató la ropa y los zapatos que usó De los Santos durante las horas en que trabajó en el apartamento de la pareja el día del crimen.

Pablo Ramos, agente de la Policía, le tomó huellas dactilares a la mucama el 7 de septiembre de 2010, unas dos semanas después de los hechos. La mujer se sometió a ese proceso de forma voluntaria, se informó, tras lo cual el testigo se marchó.

Ana Arroyo Sánchez, investigadora forense, tomó fotos y video de la escena horas después y tampoco se sentó en el banquillo.

Otro testigo que no pasó por sala fue José Pérez Díaz quien realizó el análisis químico del cuerpo de Ortiz a pesar de que en vista preliminar se mencionó que los antidepresivos que tomaba podía afectar el proceso de digestión que fue uno de los elementos que se usó para tratar de estimar la hora del asesinato. No se explicó por qué se prescindió de su testimonio.

El juicio continúa en horas de la tarde.