Cuestionan razones del hijo de exlegislador para callar sobre muerte de su esposa

Por Primerahora.com 06/20/2013 |08:34 a.m.
La Procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, dejó entrever que encontraba paralelismos entre este caso y la pesquisa del asesinato de Carmen Paredes en Guaynabo. (Archivo)  
La exfiscal señaló que "la Quinta Enmienda es el derecho constitucional que tienen las personas para no incriminarse con su propio testimonio".

La Procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, cuestionó las razones de Luis Loperena para acogerse a la Quinta Enmienda para no declarar en la investigación sobre el asesinato de su esposa en Moca la noche del miércoles.

La mujer, identificada como Vilmarie González Hernández, de 30 años, fue hallada sin vida en su residencia en el barrio Cuba de Moca. Su cuerpo presentaba un impacto de bala en la cabeza, mientras que su hija, de 3 años fue atendida por un roce de bala en el pómulo derecho.

Antes de detener su testimonio ante las autoridades, el esposo de la mujer alegó que regresaba de comprar en un colmado cuando se encontró con la escena.

"La persona indicada para dar la respuesta, para que la Policía pueda continuar una investigación que dé con el responsable de la muerte de esta mujer, es él", sostuvo Vázquez en entrevista radial con WKAQ 580.

"¿Cómo es posible que si él, según trasciende en los medios noticiosos, salió a un colmado y regresa, y no puede decir qué pasó antes y qué pasó en el interín?", agregó.

 La exfiscal señaló que "la Quinta Enmienda es el derecho constitucional que tienen las personas para no incriminarse con su propio testimonio".

 "Lo que quiere decir en 'arroz y habichuelas' es que no voy a contestar las preguntas porque lo que le diga a la Policía me puede incriminar a mí con estos hechos, me pueden señalar a mí con estos hechos", afirmó.

Mientras, Vázquez dejó entrever que encontraba paralelismos entre este caso y la pesquisa del asesinato de Carmen Paredes en Guaynabo. Pablo Casellas, esposo de Paredes, enfrenta juicio tras ser acusado por el asesinato.

"No quería mencionarlo, pero al tercer día (después del asesinato de Paredes), estos fueron los señalamientos que hicimos", comentó Vázquez.

El incidente se reportó a eso de las 8:53 de la noche del miércoles en la residencia ubicada en el barrio Cuba de Moca. Originalmente, las autoridades fueron alertadas por una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1, que avisaba sobre un posible caso médico.

Cuando llegaron los oficiales, Loperena, de 35 años, estaba en la residencia en compañía de su padre, un exlegislador del mismo nombre. Los agentes encontraron en la sala de la casa el cuerpo sin vida de la mujer, que presentaba un impacto de bala en el lado derecho de la cabeza, mientras que la niña presentaba un roce de bala en la mejilla derecha. Después de ser atendida en un hospital cercano a la residencia, fue llevada al Centro Médico en Río Piedras, donde se encuentra en condición estable.