De “chamba” detener un crimen por acecho

Por Maribel Hernández Pérez 09/15/2017 |00:00 a.m.
Héctor Pesquera, exsuperintendente de la Policía y ahora secretario del Departamento de Seguridad Pública, dijo que hay poca colaboración de la gente para esclarecer los crímenes. (Archivo)  
Héctor Pesquera sigue moviendo las fichas de los planes anticrimen en zonas de mayores delitos.

Parece que tiró la toalla.

Es que el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, afirmó que no hay plan que pueda evitar los crímenes por acecho al reaccionar a la racha de cinco asesinatos registrados antenoche en un período de una hora.

Pesquera justificó esta situación ajustando los planes anticrímenes en las zonas de mayor incidencia delictiva, a la luz de estos eventos.

Opinó que un crimen por acecho se podría evitar cuando al momento de los hechos esté pasando un patrullero que pueda intervenir. 

Las cuatro escenas fueron: una en Luquillo, en medio del hurto de un vehículo de motor en una gasolinera; el de la comunidad Caimito en San Juan, donde le dieron muerte con un rifle a un hombre con expediente criminal por robo; en la urbanización Levittown en Toa Baja, donde sicarios abrieron fuego contra los dos ocupantes de una guagua; y en Peñuelas, donde tirotearon a un hombre e hirieron a una mujer en un parque recreativo en una urbanización. 

“No hay un plan que cubra tal evento de esta naturaleza… tienen que ser casos de acecho y ahí no hay plan que valga la pena. Es difícil detener esa situación. Los planes que tenemos de trabajo se van ajustando a medida que van surgiendo situaciones. Los planes de 30, 60 y 90 días son en (las áreas de) Bayamón, San Juan y Carolina, así que de los eventos de anoche (miércoles) les compete a Bayamón atender el incidente de Levittown y a San Juan el de Caimito”, dijo Pesquera.

Según su análisis, el denominador común aquí es que la gente no coopera con las investigaciones de los asesinatos, lo que va unido al bajo esclarecimiento de los asesinatos. 

Por el contrario, reconoció que no tiene las estadísticas sobre los casos presentados en los tribunales, los arrestos y las convicciones.

Al plan, que tiene como base la información de inteligencia que recopilan lasáreas policiales sobre la incidencia criminal y su origen, se unirán las zonas de Caguas y Fajardo, tras cumplirse los 60 días de trabajo de las regiones de San Juan, Bayamón y Carolina. 

Regresa a la portada