Defensa de Hilton Cordero no logra que se suprima evidencia

Por Melisa Ortega Marrero / melisa.ortega@gfrmedia.com 06/19/2013 |11:57 a.m.
La evidencia contra Hilton Cordero que la defensa pretendía suprimir fue encontrada en su computadora. (Archivo)  
No lograron derrotar la presunción de legalidad y razonabilidad de un registro y allanamiento basado en una orden judicial.

El juez Jorge Toledo Reyna, del Tribunal de Carolina, declaró hoy, miércoles, no ha lugar a la solicitud de la defensa del excomisionado de la Policía de San Juan, Hilton Cordero, dirigida a suprimir la evidencia recopilada en la computadora que se le ocupó al ahora acusado de actos lascivos y pornografía infantil.

Luego de hacer un resumen de la prueba desfilada durante la vista de supresión celebrada el pasado 13 de junio de 2013, el togado concluyó que la defensa -integrada por los licenciados Mayra López Mulero y Edwin Castro- no logró derrotar la presunción de legalidad y razonabilidad de un registro y allanamiento basado en una orden judicial.

La defensa planteaba que la orden de allanamiento no expresaba hechos que justificaran la discreción de la magistrada Madeline Vega para emitir el documento y que las expresiones del agente Noel Ramos, que sirvieron de base a la orden, carecían de detalles que apuntaran a la posibilidad de que se estuviera cometiendo un delito.

El agente Ramos declaró durante la vista de supresión de evidencia que la información original que dio pie a la petición de la orden de allanamiento fue provista por una hija menor de edad de Cordero, quien le indicó que en una computadora de mesa (“desktop”) que ubicaba debajo de las escaleras del apartamento de sus progenitores habría material pornográfico.

“Estableciendo que la base de la investigación se da en el contexto de alegados actos lascivos contra una menor y que es ella la que provee la información al agente Ramos mediante la expresión de que en una computadora ‘desktop’ hay material pornográfico nos mueve a entender que ciertamente había causa probable para expedir la Orden”, expresó Toledo Reyna en su resolución.

El juez agregó que el testimonio vertido por el oficial le mereció credibilidad.

Por otra parte, la defensa también argumentaba que en la orden no se hizo constar la descripción del lugar a allanarse ni de la evidencia que sería ocupada.

“Concluimos con el Ministerio Público en términos que la especificad de la computadora a ocupar fue la que pudo ofrecer la menor P.C.M. Precisamente por esto es que no podemos imponer un rigor tal que obligue a la menor entrevistada a dar mayores detalles de los ofrecidos con respecto a las características de la computadora”, sostuvo el juez.

Finalmente, Toledo Reyna devolvió el caso a la sala de la jueza Berthaida Seijo para la celebración del juicio.

La vista de supresión se dio luego de una pugna entre el Ministerio Público y la defensa de Cordero, quien pedía sentar a declarar a la jueza Vega. Sin embargo, el Tribunal Apelativo rechazó la petición.

Cordero enfrenta cargos por hechos cometidos contra una vecina menor de edad en la urbanización Parque Escorial en Carolina. La víctima tenía entre 12 y 17 años cuando presuntamente ocurrieron los hechos, entre los años 2002 y 2007.

El excomisionado de la Policía de San Juan hizo alegación de culpabilidad en el foro federal en un caso relacionado con los mismos hechos. La lectura de sentencia en el Tribunal Federal fue pospuesta la semana pasada, para el próximo 28 de agosto.